Opinión

Bernardino Corral Badía

Por: Diario Concepción 05 de Septiembre 2021
Fotografía: Archivo

Alejandro Mihovilovich Gratz
Profesor de Historia y Geografía
Investigador del Archivo Histórico de Concepción.

Bernardino Corral nació en La Coruña, España, el 29 de junio de 1858. Fueron sus padres don Santos Corral y la señora Bernardina Badía. Hizo sus estudios primarios, secundarios y universitarios en España. Casado con Luisa Hurtado Labbé, chilena, con la cual tuvo una numerosa y distinguida descendencia.

Ingresa a Chile por la ciudad de Valparaíso en enero de 1876, para dedicarse al comercio. En 1880 se traslada a Concepción donde se radica definitivamente, adquiriendo en 1909, en compañía de don Pedro Álvarez, la firma de M. Vallejos, que va a operar bajo la razón social Álvarez y Corral.

Don Bernardino, es una de las personalidades más sobresalientes de la colectividad española residente. Se puede decir que es fundador de casi todas las instituciones españolas de Concepción, tanto como presidente o miembro honorario. Fundador, además, de la primera compañía del Cuerpo de Bomberos de Concepción.

Escritor y periodista, tuvo una destacada participación en publicaciones con el sentido de mejorar la visión que se tenía de España en América y Chile, tratando que la historia no hiriera los sentimientos de peninsulares y americanos. Incluso, planteaba la idea de modificar el tratamiento que el texto histórico daba al concepto de conquista y colonización de nuestro país, para lo cual reunió entre la colonia española residente la cantidad de 30 mil pesos de la época, que en enero de 1921 hizo llegar al rector de la Universidad de Chile, para premiar los dos primeros trabajos sobre estos temas.

Entre 1920 y 1942 don Bernardino ocupó el cargo de vicecónsul honorario de España, cargo desde el cual aportó en todos los ámbitos de la cultura, publicando en periódicos artículos relevantes con temas como la Unión Hispano Chilena y Las Fiestas Españolas, que le valieron el aplauso de los numerosos auditorios.

Por su destacada participación en la vida social, fue distinguido con una serie de condecoraciones, entre ellas: Caballero y Comendador de la orden Isabel la Católica; Cruz de la Orden; Cruz de Ultramar al Mérito de 2º clase de Chile; Cruz Blanca Militar de 3º clase; Medalla de Oro, especialmente acuñada por la obra Bajo la Dominación Española de Amunátegui; además de innumerables medallas del Cuerpo de Bomberos.

Hoy se exhiben en el museo religioso de la Catedral de Concepción.

 

Etiquetas