Opinión

Optar por tragos con menos calorías

El consumo de alcohol puede provocar mayor apetito, fatiga y decaimiento post consumo hasta 48 horas después, según la cantidad bebida.

Por: Diario Concepción | 31 de Diciembre 2018
Fotografía: Diario Concepción

Gabriela Benedetti
Ibáñez Académica de Nutrición y Dietética
Universidad San Sebastián

A fin de año se desarrollan diversas celebraciones en trabajos, con amigos y familia. Ello genera una ingesta de calorías mayor a la recomendada para gran parte de la población. El problema es que este aumento no está solo asociado a alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares o sal/sodio, sino que también a la ingesta de bebidas alcohólicas.

Esta costumbre propia de las fiestas puede favorecer el aumento de peso. Algo que debe preocupar si se considera que los chilenos poseen un nivel de malnutrición por exceso que, según la Encuesta Nacional de Salud 2016- 2017, bordea al 75% de la población.

Este tipo de celebraciones puede ser un factor favorecedor para un mayor consumo de alcohol en grandes cantidades, generando un aumento de peso considerable en corto tiempo. Esto puede ser perjudicial, siendo aún más difícil la pérdida del peso ganado en la temporada estival.

En general, en estas celebraciones la población puede tener un aumento de peso de entre dos a tres kilos. Hay que tener en consideración que estas calorías extras son vacías, pues no suman ningún nutriente como proteínas, carbohidratos o grasas, pero sí tienen un aporte de siete calorías por un gramo de alcohol. Si comparamos que un gramo de proteína o carbohidrato aporta cuatro calorías, el alcohol puede ser un factor aún más importante en el alza de peso.

Por este motivo, la recomendación es moderar el consumo de bebidas alcohólicas y optar por aquellas bebidas de fantasía sin azúcar que muchas veces son consumidas junto a tragos preparados. Si de todas maneras va a beber, se aconseja preferir aquellos que tienen menor graduación alcohólica y evitar las preparaciones dulces.

Dentro de las bebidas alcohólicas que más se consumen en estas fiestas, y que lideran el aporte de calorías, están el cola de mono, pisco sour, ron, pisco y whisky, que tienen mayor graduación alcohólica, pero además en combinación con endulzantes como la granadina, goma, azúcar u otra, tienen un aporte calórico aún mayor. Considerando que aportan entre 200 a 360 calorías por 200 ml, debiéramos evitar o restringir su consumo sobre todo en el caso de personas con problemas de sobrepeso u obesidad.

Para tener en cuenta algunos ejemplos, podemos mencionar que 200 ml de daiquiri aporta 372 kcal, igual cantidad de piña colada aporta 394 kcal y 150 ml de whisky equivale a 360 kcal.

En cambio, aquellas bebidas alcohólicas que tienen un aporte menor de calorías, como el espumante, cerveza o vino tinto, que son las con menor graduación alcohólica, tienen un aporte calórico que no supera las 100 calorías por 200 ml. Entonces la sugerencia es que, si va a beber, prefiera estas opciones.

También debemos recordar que el consumo excesivo de alcohol no solo generará un aumento de peso, sino que a su vez la persona sentirá un mayor apetito, fatiga y decaimiento post consumo de alcohol, que puede durar hasta 48 horas según la cantidad de alcohol ingerido.

En conclusión, algunas consideraciones que es positivo tener presente cuando vamos a beber son: no consumir alcohol en grandes cantidades, comer de manera suficiente y saludable antes de beber, consumir agua durante la celebración y evitar el consumo de comida chatarra post celebración ya que estas son ricas en calorías y grasas saturadas.

Etiquetas