Opinión

Oportunidades para la nueva Región del Bío Bío

Por: Diario Concepción | 09 de Septiembre 2018
Fotografía: Cedida

Rodrigo Díaz Worner

El pasado jueves 6 de septiembre nació la nueva Región del Bío Bío, la tercera en población nacional, cuna de la colonia y de la independencia, capital forestal, portuaria, pesquera, manufacturera, eléctrica y de los servicios. Esta nueva región cuenta con dos áreas metropolitanas pujantes, una en el Gran Concepción y la otra es el Gran Los Ángeles. En ellas existe una masa crítica desarrollada al alero de sus prestigiosas universidades que permiten pensar un mejor futuro para todos sus habitantes.

El nacimiento de una nueva región es un momento relevante, plantea desafíos a sus habitantes, y estos sólo pueden ser asumidos por ellos, independientemente del gobierno de la Nación. Esto no significa ser contrarios al gobierno nacional, ni aislado de otras regiones, muy por el contrario, implica que hay responsabilidades que deben ser asumidas acá, en nuestro territorio y que si no lo hacemos quienes vivimos en estas tres provincias, nadie lo hará por nosotros.

A los desafíos históricos que han vivido nuestras comunidades, falta de trabajo, migración de talentos, pobreza, falta de conectividad, desindustrialización, etc., se ha venido respondiendo de una manera coherente ya por varios años y eso permitió que, junto a los sectores tradicionales de la economía regional, germinen nuevas oportunidades en turismo, agroindustria, cultura, ciencia y tecnología. A la vez, en sectores íconos de nuestra matriz productiva regional, como las industrias pesqueras, forestal y energética, se han incorporado criterios de sostenibilidad, sofisticación y valor agregado. En este momento histórico, podemos acelerar el tranco y vislumbrar después de décadas de pobreza, que podemos dejar atrás el fantasma de la cesantía y ver que es posible una mejor calidad de vida para los hijos del Bío Bío.

La hora actual, exige dejar de lado las diferencias políticas nacionales, no pensar en lo que fuimos, sino en lo que podemos ser, éste es el momento de cooperar, es el minuto de materializar las oportunidades, de generar un ambiente de reciprocidad, de dar certeza a quienes quieran invertir, de asegurar un uso racional del agua, de asumir que somos una región plurinacional, de potenciar la logística en armonía con la calidad de vida de las ciudades, de transformarnos en una potencia agroalimentaria.

Es la hora de pensar en el Bío Bío y sus alianzas con otras regiones del país para ser la puerta de salida al pacífico y recibir productos desde otras provincias en el mundo.

Un solo fin nos debe orientar, hacer del Bío Bío un mejor lugar para vivir, para eso todos quienes laboramos en el mundo privado, los que trabajan en los gobiernos locales y regional, así como los que están en la academia o en la sociedad civil tenemos un rol que jugar, nadie sobra, todos podemos aportar algo para que nuestra región, tal como se planteó en el pasado Erede, sea una región “Sin Límites”.

Etiquetas