Editorial

Preocupante adicción de adolescentes a la tecnología

Por: Editorial Diario Concepción | 06 de Junio 2018
Fotografía: Contexto.

Debe ser parte de nuestra idiosincrasia, la propia de un país lejano e insular como el nuestro, alejado de todo por siglos, querer ser aludidos por los medios internacionales. En los últimos decenios así ha ocurrido, por buenas y malas razones, como esta última; el uso excesivo de aparatos electrónicos por parte de nuestros adolescentes.

Efectivamente, hace pocos días, The Economist informó que Chile es el país de la Ocde que lidera el ranking de los adolescentes que pasan más tiempo conectados a internet, los tiempos que éstos emplean supera por mucho el resto de los países desarrollados, con el promedio nacional de 230 minutos semanales, comparados con los 146 minutos de estos últimos. Una afirmación que es coincidente con la que proviene de los estudios de Sence, indicando que el 77% de los niños usa un celular inteligente, y que la mayoría de los niños chilenos tiene acceso a algún tipo de dispositivo, tablet, playstation, o celulares.

Podría tratarse solo de una opción, de pérdida de tiempo útil, a juicio de adultos poco tolerantes, pero el problema es que cada vez es más evidente que hay consecuencia nocivas de las cuales hacerse cargo. Así, en una publicación de la revista de la Asociación de Psicología Americana se reporta que la sola presencia del celular en el aula disminuye el rendimiento académico.

Un estudio del año pasado, publicado por The American Psychological Association, indica que muchos padres se esfuerzan para tratar de equilibrar el uso de la tecnología de sus hijos cuando se trata de interacciones familiares. Al menos el 94 por ciento de los padres hace algún intento de administrar el uso de tecnología de sus hijos durante el año escolar, como no permitir teléfonos celulares en la mesa (32 por ciento) o limitar el tiempo de pantalla antes de acostarse (32 por ciento), casi la mitad (48 por ciento) dice que regular el tiempo de pantalla de su hijo es una batalla constante y más de la mitad de los padres (58 por ciento) informan que sienten que su hijo está conectado a su teléfono o tableta.

La neurociencia señala que el uso de pantallas interactivas, resulta en la liberación cerebral de altas dosis de dopamina, un neurotransmisor asociado al placer y la motivación, generando una hiperestimulación que tiene efectos nocivos similares a los efectos de la cocaína en la conducta, en esas concentraciones la dopamina afecta la capacidad de concentrarse, de conectarse con otros, entre otros efectos. Al igual que con muchas drogas, los receptores de la dopamina requieren cada vez más cantidades de este químico para producir placer, lo que es una característica propia de las adicciones. Esto es especialmente delicado en la adolescencia, que es cuando se asientan los hábitos de consumo.

Un estudio reciente de la Universidad de Los Andes, informa que más de la mitad de los padres declaran estar preocupados por la influencia de las redes sociales en la salud física y mental de sus hijos. El estudio revela igualmente que, a mayor uso del celular, peores notas en el colegio. Además, el uso del celular aumenta los problemas relacionados con el uso impropio de las redes, como el “ciber-bullying” y la salud mental de los alumnos.

Definitivamente el tema ha dejado de ser de preocupación optativa, hay un mensaje directo, fuerte y claro, para padres, apoderados y profesores, que no da lugar a la indiferencia.

Etiquetas