Editorial

La influencia de Castel en las problemáticas del urbanismo

Por: Editorial Diario Concepción | 10 de Febrero 2018
Fotografía: Archivo.

Pese a que Robert Castel (1933-2013), filósofo y sociólogo francés, fue uno de los grandes especialistas de la cuestión social, de las transformaciones del trabajo durante el siglo XX y de las formas que toman la pobreza, la exclusión y la desafiliación social, tanto su obra como su muerte el 13 de marzo de 2013, parecen haber pasados totalmente inadvertidos, salvo, claro está, por quienes están familiarizados con su obra, y en especial por los urbanistas, profesionales que si bien eran de un área que no era la suya, recogieron muchos de sus postulados.

Castel  finalizó sus estudios de filosofía en 1959, y fue profesor asistente de filosofía en la Facultad de Letras de la Universidad de Lille hasta 1967, año en que se trasladó a la Sorbona. Es en esos años cuando Castel conoce a Pierre Bourdieu y comienza a trabajar con él, abandonando definitivamente la filosofía por la sociología. En los años 70 y principios de los 80, se interesó por el psicoanálisis, la psiquiatría y el tratamiento de la enfermedad mental, acercándose a los planteamientos críticos de la “antipsiquiatría”. Sus investigaciones desembocan en una Tesis de Estado, defendida en 1980. En esa época, fundó, junto con otros, el Grupo de Análisis de lo Social y la Sociabilidad (GRASS). En los  90 se interesó por cuestiones relativas a las transformaciones del trabajo, el empleo, la intervención social y las políticas sociales;  la exclusión social (lo que él llama la “desafiliación”), la vulnerabilidad y la fragilización crecientes.

En su obra  La metamorfosis de la cuestión social, Castel planteó, bajo el telón de fondo de la historia social, las contradicciones entre ese largo derrotero de sacrificios y sufrimientos que supuso la estabilización de las condiciones de trabajo y de protección social versus la inestabilidad laboral, la precarización del empleo, la persistencia de las desigualdades y las consecuencias que ello trae en el seno de las sociedades y sus prácticas.

Solamente a partir de los noventa Castel se interesó en la precariedad social y en las formas diversas que adquiere, puesto que en sus inicios fue titular de la agregación de Filosofía, disciplina que estudió en la década del cincuenta y que enseñó a estudiantes secundarios, primero y universitarios después, como asistente en la Universidad de Lille, al norte de Francia.

En esos comienzos, fue cercano y contemporáneo del filósofo Michel Foucault (1926-1984) y del sociólogo Pierre Bourdieu (1930-2002), a quien conoció en la ciudad de Lille. Fue profesor en la Universidad de La Sorbonne, en París, donde llegó invitado por el también filósofo Raymond Aron (1905-1983), y fue docente en la Universidad de Vincennes, para posteriormente oficiar como Director de estudios en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales ubicada en el corazón de la capital gala.

En América latina, Robert Castel participó en diversos seminarios y coloquios organizados en torno a la Cátedra UNESCO sobre manifestaciones actuales de la cuestión social, siendo a lo largo de uno de ellos donde aseguró que “una de las consecuencias de la institucionalización de la precariedad, es que se puede trabajar sin que el trabajo asegure las condiciones mínimas de independencia económica y social”, con el agudo conocimiento de quien no sólo estudió la cuestión, sino que también vivió una buena parte del pleno empleo francés, de 1945 a 1975.

Etiquetas