Editorial

Preocupantes indicadores de la salud de los chilenos

Por: Editorial Diario Concepción | 30 de Noviembre 2017
Fotografía: Copesa

Levantar de nuevo un tema de salud pública ya expuesto, aunque sea con la explicación que la reiteración es debida a cambios de los datos, o nuevas evidencia sobre su importancia, no consigue producir un impacto de la magnitud que se espera, la intención de alerta se transforma paradójicamente en un mensaje lejano a su intención, en vez de motivar a una reacción positiva, se transforma en una excusa para desatender el mensaje; como algo más de lo mismo, por tanto, sin importancia.

A sabiendas de la posibilidad de ese resultado, debe exponerse explícitamente el estado actual de la situación, para que las personas y particularmente quienes estén vinculados con esta situación, tomen sobre el particular sobre debida nota, para la eventual adopción de las medidas y acciones que corresponda.

Las últimas avaluaciones señalan que América Latina vive un aumento en el contagio del virus causante del sida entre mujeres y homosexuales, un fenómeno causado por la violencia y la discriminación contra estos segmentos, según la interpretación del director adjunto de ONUSida, información que coincidió con la presentación en Chile, el día precedente, de los resultados de la Encuesta Nacional de Salud de 2016 y 2017.

La medición local registró que el 17,2% de la población declara haberse realizado el examen de VIH/Sida en los últimos 12 meses y que el 70% de los jóvenes no utiliza condón como medida de prevención de enfermedades de transmisión sexual, una situación que para el director del Centro VIH del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, representa un fracaso en la políticas públicas dirigidas a prevenir patologías como el VIH/Sida.

La encuesta aludida, señala además que las enfermedades de transmisión sexual no son la única patología que muestra incrementos, de ese modo, siete de cada diez chilenos tiene exceso de peso; cifra que engloba al 31,2% que tiene obesidad, el 39,8% sobrepeso y un 3,2% obesidad mórbida. Fuertemente asociado, el fenómeno del sedentarismo afecta al 86,7% de la población, con diferencias de género, así, alcanza 90% en las mujeres y 83% en los hombres mayores de 15 años.

Los problemas de salud pública suelen tener como barreras para su resolución la conducta de las personas, que tienen como cimiento aspectos socioculturales y otros derivados de vulnerabilidad económica, son por lo tanto, de compleja modificación, que no depende solo de la razón o el convencimiento. Como ejemplo, se puede analizar el tabaquismo en Chile, el cual ha presentado una disminución sostenida en los últimos diez años. Entre 2003 y 2016, se pasó de un 43%, a un 33% de prevalencia, para los expertos este es el resultado de la regulación más estricta que se ha aplicado al consumo de tabaco.

Si se quiere enfrentar con éxito la circunstancias antes descrita, es crítico tener la voluntad de aplicar medidas, posiblemente impopulares, pero a la larga de reconocido impacto positivo. La legislación tiene los instrumentos, pero es el Estado y sus representantes el encargado de hacerlas efectivas, es necesario reconocer que se requiere de visión a largo plazo y de la valentía para proponer medidas que podrían fácilmente ser tergiversadas como impedimentos a la libertad.

Al mismo tiempo se requiere de una infraestructura que haga posible ofrecer opciones factibles, en cualquier caso, una continua e irrenunciable unidad de propósito.

Etiquetas