Economía y Negocios

Helados tailandeses en formato “rolls” son la nueva tendencia en Concepción

Detrás de este emprendimiento están Lilian Riess y Jocelyn Valle, quienes se instalaron frente Tribunales.

Por: Felipe Placencia | 10 de Agosto 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Emprender: no todos se atreven. Y quienes lo hacen, muchas veces, no resisten la presión de la competencia, el público que a veces no engancha y los altos arriendos, que por estos días son tema de conversación en el ecosistema Pyme.

Sin embargo, Lilian Riess y Jocelyn Valle no tienen miedo a ninguno de estos factores enumerados en el primer párrafo.

Es más, están muy entusiasmadas por que su negocio Happy Thai Rolls está teniendo buena respuesta del público ante un formato que fuera de Concepción es bastante conocido y apetecido: los helados tailandeses.

“La idea nació de nuestro interés por viajar al Sudeste Asiático. Buscando información y videos en Youtube conocimos hace unos años estos helados típicos de Tailandia. Nos llamó la atención de inmediato por la forma en que los hacían”, explicaron.

Entonces, las pequeñas empresarias hicieron un estudio de mercado y se dieron cuenta de que en pocas ciudades de Chile servían estas delicias.

“Sabiendo que nuestro país es que más consume helado en Latinoamérica nos atrevimos a emprender. Con la lista y toda la motivación, en diciembre del año pasado empezamos a vender en Quillón, en un carrito dentro de un supermercado de Unimarc. Estuvimos ahí hasta mayo”, añadieron.

Buena respuesta

Es así como decidieron instalarse en Concepción. En tan sólo días, el público penquista respondió bien. Hoy proyectan abrir en un plazo determinado otro local en el centro y aprovechar el carrito que les quedó de la experiencia en Quillón en eventos y actividades.

La idea es que cada socia tenga su propio local y lo administre bajo el mismo concepto.

“Rápidamente nos hicimos de clientes frecuentes. Había un 50% y 50% de personas que conocían estos helados, principalmente, por Youtube, y la mayoría quedaron fascinados con el sabor”, destacaron.

¿Cuál es el secreto del enganche? Lilian y Jocelyn no se hacen problema en revelarlo: “Nosotras aprovechamos de tener como ingredientes las frutas de temporada”.

La diversificación es clave. Es por ello que también ofrecen pasteles, café, dulces, entre otras, en su local ubicado frente a Tribunales de Justicia, en Castellón 376, local 6B (galería Servipag).

¿Valores?

Los vasitos con dos ingredientes cuesta $2.200. Mientras que con tres, $2.500. Si gusta un cuarto elemento, sube a tan sólo $2.800.

“¡Excelente! Me encantó. Sobre todo la atención y buena calidad de sus productos. 100% recomendable”, posteó en el fan page María Teresa Urzúa.

Un detalle importante: el ensamble del producto es todo un espectáculo, ya que se hace todo sobre una plancha que enfría todo casi al instante. “ A todos les encanta ver como mezclamos los agregados”, resaltaron las emprendedoras, invitando a los penquistas a seguir parte de esta tendencia.

Etiquetas