Economía y Negocios

Adherencia de neumáticos baja en hasta un 50% en los días de lluvia

El gerente de Movilidad y Políticas Públicas de Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar, aportó algunos consejos para mantener la seguridad en la conducción con agua, nieve o hielo.

Por: Javier Ochoa | 03 de Agosto 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

El gerente de Movilidad y Políticas Públicas del Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar, se refirió a los cuidados que deben tener los conductores en época invernal.

Lo primero que dijo es que hay que tener claro que siempre, en cualquier condición de lluvia, hay una pérdida de adherencia de los neumáticos, perdiendo hasta el 50% de ésta, por lo tanto, la distancia prudente y razonable respecto al auto que va adelante debe ser aun mayor que en caso normal con pavimento seco.

“Hay que entender que los neumáticos se inundan, produciéndose el denominado aquaplaning: situación en la que un vehículo atraviesa en la carretera a cierta velocidad una superficie cubierta de agua, llevándolo a una pérdida de tracción y control del mismo por parte del conductor. Por eso, mucho ojo con entrar a alta velocidad a las pozas, porque se puede perder el control, parecido lo que ocurre con el hielo”.

Escobar explicó que de producirse el fenómeno, la maniobra a seguir debe ser bajar una marcha y frenar paulatinamente.

Lo otro a atender es no cruzar una calle llena de agua, salvo si existe alguna referencia de la profundidad. No se puede adentrar más allá de la mitad de la rueda, de lo contrario, el auto quedará atrapado, o inundado.

Hielo y nieve

“El hielo es muy peligroso porque produce pérdida de adherencia, por lo tanto, de control. Por eso, hay que observar el entorno antes de salir, de manera tal de que si se observa escarcha o hielo, es sinónimo de que se encontrará lo mismo en la ruta. Es importante no conducir muy apegado a la berma, porque ahí hay más sombra, por lo que el hielo se derrite con mayor lentitud. Además, ahí se encuentran otros elementos, como aceites y combustibles, que también pueden ser peligrosos al manejar”, sostuvo el gerente de Movilidad y Políticas Públicas del Automóvil Club de Chile, Alberto Escobar, quien añadió que, por supuesto, hay que evitar frenar, ya que no se logrará nada.

Sólo hay que ir bajando las marchas hasta poder tomar dominio del vehículo.

Situación similar se da en los caminos de montaña, donde se da que la nieve está bien compacta y también se mezcla con el hielo en las zonas periféricas del camino.

Otro aspecto es evitar conducir sobre abrigado, porque eso produce adormecimiento, así como también el aire caliente.

“Siempre usar aire frío para desempañar, así como agua fría para sacar la escarcha de los vidrios en la mañana”.

Además, aclaró que siempre hay que usar el cinturón de seguridad, también en caminos de montaña, ya que los autos están diseñados para soportar volcamientos.

Por último, hay que revisar todo lo relacionado con líquidos anticongelantes, aire acondicionado y sistema para desempañar vidrios.

Etiquetas