Economía y Negocios

Presidente de Clínica Universitaria asegura que ya se saldó deuda con médicos por $1500 millones

El presidente, Gonzalo Grebe Noguera, hace unos días se reunió con los profesionales para comunicar el hito. Hoy la administración se concentra en la ampliación que significará una inversión de no menos de US$ 6 millones.

Por: Felipe Placencia | 19 de Mayo 2019
Fotografía: Cedida

El presidente de la Clínica Universitaria Concepción, Gonzalo Grebe Noguera, quien también es vicepresidencia del directorio de Clínicas de Chile, está contento, ya que hace unos días se terminó por saldar la deuda total que tenían con los médicos de este importante centro de salud, una que era de $1.500 millones. El ejecutivo, da por cerrado así un ciclo tras una crisis que esperan pronto quede en el olvido. Hoy todo funciona a tope de capacidad: 75% de las camas ocupadas, 3 mil atenciones en urgencias y más de 500 cirugías al mes. Tras la adquisición de un moderno robot para operaciones, 10 personas ya fueron atendidas, dos de ellas, incluso, de Santiago, dando cuenta que es de total vanguardia. “Nos vamos a convertir en una alternativa real y competitiva en regiones”, aseguró. El servicio de pediatría en modalidad 24 horas también da buenos resultados y la Unidad de Medicina Preventiva no sólo se orientará a empresas, sino que se expandirá pensando en el público en general, especialmente en lo referente al cáncer. Es por ello que todo va de la mano de un plan de crecimiento que involucra hasta US$ 6 millones para duplicar camas, insumos médicos, entre otros.

– ¿En qué está la Clínica Universitaria?, entiendo que hubo una reunión importante con los médicos.

– Ayer estuvimos en una asamblea especialmente enfocada al mundo médico, donde de alguna forma lo que quisimos transmitir es que aquí se asumieron una serie de compromisos para sacar adelante esta compañía y ayer se cumplió uno de los últimos hitos relevantes que fue el saneamiento completo con el mundo médico.

 – Eso era un aspecto fundamental y que hizo mucho ruido en la CUC.

– Yo te diría que, en el momento más álgido de la crisis, fue algo que lo acrecentó. Cuando tú tienes que al ente más relevante en lo que es la actividad del hospital se le incumplen los compromisos en término de pagos de las prestaciones que ellos mismos habían realizado. Más encima esos dineros se habían usado para sustentar la operación de la compañía y no se les cancelaron a los médicos, la verdad es que eso te hace perder confianza y se destruye una relación que es fundamental , sobre todo, en la actividad de una clínica. Entonces, antes que se incorporara esta asociación entre Valmar y Madesal y Empresas Masvida, se comprometen con los médicos a sacar adelante la compañía con un socio estratégico y, segundo, se comprometen a sanear el 100% de la deuda.

– Comprendo.

– Lo primero que ellos hacen es esta asociación estratégica con este grupo empresarial de Concepción y, a su vez, en este caso, Empresas Masvida se ha preocupado, ha sido tremendamente riguroso en fiscalizar el cumplimiento de estos compromisos.

– ¿Cuál es el ánimo de los médicos?, ¿quedaron conformes con la situación?

– Creo que aquí lo más importante es que cuando comprometes algo, lo cumples y eso reconstruye confianza y, aquí, parte de la crisis, ya que uno de los temas intrínsecos en la crisis fue la pérdida de confianza. Entonces para nosotros era sumamente importante poder reconstruir esta relación con el mundo médico y parte del mecanismo de reconstrucción es ir cumpliendo cabalmente con los compromisos. Es por ello que, en el último día del mes de abril, se termina de pagar el cien por ciento de la deuda con los médicos, en los plazos comprometidos. Acá se dijo que se iba a pagar en cuatro cuotas, la última se paga al 30 de abril.

– ¿De cuántos millones era la deuda?

– Eran alrededor de 1.500 millones. Era el 100% de la deuda y podemos decir entonces que está 100% pagada.

– Se habló de que médicos tradicionales de aquí se habían ido a otras entidades, ¿cómo se ha trabajado en eso?

– Es que ahí es donde te digo el tema de las confianzas. Es muy difícil reencantar al mundo médico, debido a cómo se han destruido las confianzas. Lo que hemos hecho es trabajar en la reconstrucción de la confianza y para eso hay que dar señales concretas y parte de estas eran cumplir con los compromisos. Y, adicionalmente a eso, hemos logrado también reconquistar a los médicos, además de recuperar y reincorporar a nuevos médicos y es una de las razones por las cuales esta clínica está en la situación que está, bien.

– De ahí también una buena señal para los usuarios.

– La Clínica está operando al 100% en su ocupación. La principal preocupación es cómo generamos nuevas infraestructuras, nuevas instalaciones, ya que lo que tenemos hoy en día es que estamos llegando a niveles de saturación que nos impiden crecer. Hoy día nuestro problema no es la sustentabilidad de la compañía o la viabilidad desde el punto de vista financiero. En la última entrevista dentro de las cosas que mencionamos es que la dábamos por superada y hoy día nuestra principal preocupación es el plan de crecimiento.

– ¿Cómo avanza esa línea de acción?

– Lo que ocurrió que en el proceso de asociación fue la compra del edificio del Diario El Sur. Un proceso que terminó el año pasado. Hoy es de un 100% del grupo Renacer, que es propietario del edificio, lo que nos permite desde la mirada del campus consolidar la actividad ambulatoria en este edificio y eso nos da un espacio de crecimiento en el edificio del hospital, en que el piso dos y tres es la zona de ampliación de la unidad hospitalaria.

-¿Qué implica esto?

-Que de las 80 camas que dispone esta clínica poder pasar a 160 camas. El plan de crecimiento de la clínica en tres años es duplicar su capacidad. Las obras, la primera etapa debiera iniciarse en el segundo semestre de este año y eso va a tener distintas fases, ya que vamos a ir incorporando camas en la medida que se den las necesidades de demanda.

-¿De cuánta inversión hablamos?

– Mira es del orden de los US$ 5 a US$ 6 millones. Si uno lo ve desde el punto de vista de duplicar la capacidad, con una inversión marginal, la verdad es que es una de las condiciones que tiene esta clínica en particular que le da una posición tremendamente favorable, porque construye tú una clínica de 70 camas por US$ 6 millones. Eso no existe. La duplicación de capacidad a esa inversión es una de las grandes ventajas que tiene esta clínica para enfrentar el crecimiento de la demanda.

-¿Se da por culminado un ciclo?

– Para nosotros el ciclo está terminado. Hay que mirar hacia adelante, pero aprendiendo de la historia. Lo que transmitimos a los funcionarios de la clínica es que hay que estar optimistas, porque lo que vienen son súper buenas noticias.

Etiquetas