Economía y Negocios

Bicicletas con motor eléctrico integrado: la nueva alternativa de movilidad urbana

La electromovilidad tiene un nuevo aliado en la intercomuna, de la mano de la empresa Rauda, que pone a disposición modelos eléctricos urbanos, de montaña y de paseo, con motores asistidos o autónomos.

Por: Javier Ochoa | 13 de Abril 2019
Fotografía: Carla Alarcón C.

Los hermanos y socios comerciales Leonardo y Álvaro Cresta comercializan, desde febrero de este año, distintos modelos de bicicletas eléctricas, algunas de ellas, plegables.

Ellos representan la marca Wölmark en la zona sur de Chile, marca nacional que se ha especializado en el montaje de motores eléctricos y accesorios a los marcos que importan desde China.

Se trata de bicicletas de última generación, con el motor eléctrico integrado al eje trasero, lo que favorece la estética, ya que, aparentemente, el vehículo se ve igual que uno convencional.

Leonardo explica que poseen modelos plegables, para un uso urbano, ideal para cargarlas en el porta maleta del auto.

También están las de montaña, propiamente tal, y otras tipo chopper.

Algunas son de arranque asistido, es decir, se necesita pedalear inicialmente antes de poder acelerar y ocupar el motor eléctrico.

Otras, aceleran directamente sin necesidad de pedalear.

Ahora bien, todas ofrecen el uso mixto, es decir, si se desea sólo pedalear, se puede, y accionar el acelerador en caso que se requiera.

“Resulta ideal para quienes no tengan un estado físico óptimo para subir pendientes, con la posibilidad de acompañar a alguien que sí lo tenga y así poder compartir igualmente”, sostiene Leonardo.

Por su parte, Álvaro comenta que resultan ideales para moverse por la intercomuna, pensando preferentemente en terrenos planos, asegurando un mayor tiempo de carga”.

Más características

Estas bicicletas se cargan completamente en cuatro horas aproximadamente.

Tienen una autonomía de 40 km asistido y 30 km sólo motor.

El modelo top de línea es la Galaxy 2019 de fibra de carbono, notablemente más liviana que sus antecesoras y plegable. Su precio se empina a $1.599.000 y soporta un máximo de 75 kilos. Hay que tener presente que en caso de rotura, el marco no se puede reparar, explican los concesionarios.

La otra ventaja de estos modelos Wölmark es que poseen baterías de litio que se pueden retirar (cuestan un tercio del valor total de la bicicleta), lo que permite estacionarlas y llevarse consigo la unidad de carga.

El servicio técnico también está contemplado y opera a través de este concesionario de nombre Rauda Chile (San Pedro de la Paz, Licantén 1153, Andalué/www.volmark.cl).

Etiquetas