Economía y Negocios

Factor Venezuela no afecta valor del petróleo y bencinas siguen a la baja

El informe de Enap especifica que las petroleras estadounidenses no se verían complicadas por las sanciones impuestas a Petróleos de Venezuela S.A., sustituyendo ese crudo por otros de origen mexicano y canadiense.

Por: Javier Ochoa | 08 de Febrero 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

Se cumplió la decimosexta semana en que los precios de todos los combustibles bajaron, dando cuenta así de una trayectoria inversa a la ocurrida hacia fines de 2018.

Los analistas han señalado que las petroleras estadounidenses no se verían afectadas por las sanciones impuestas a Petróleos de Venezuela S.A., puesto que sustituirían las importaciones provenientes desde Venezuela por crudo de origen mexicano y canadiense.

Lo anterior es una de las razones del fenómeno, informa la estatal Enap en su último informe de precios.

“De acuerdo a la Política Comercial de la compañía, los precios de los productos que se comercializan se determinan a través del precio de paridad de importación utilizando como referencia un mercado cercano, profundo y de gran escala, como el de la costa estadounidense del Golfo de México (en adelante, Costa del Golfo). Adicional a esto, se incorpora el costo de flete hasta Chile y otros costos, propios de la actividad de importación de combustibles refinados del petróleo.

Por lo anterior, los precios de la estatal al por mayor corresponden al costo alternativo de la importación de combustibles, propio de un mercado abierto y competitivo como es el mercado mayorista en Chile, sin incluir ni costos ni márgenes de la distribución, a diferencia de los que informa la Comisión Nacional de Energía en su Sistema de Información en Línea de Precios de Combustibles en Estaciones de Servicio”, detalla la empresa.

Por qué sucesivas bajas

En un principio la principal causa de la baja en el precio de los combustibles se debió a la disminución del valor del crudo a nivel internacional. Recordemos que Chile importa casi el 100% de sus combustibles fósiles.

“Estas últimas semanas, si bien el precio del petróleo ha aumentado, la apreciación del peso sobre el dólar ha hecho que ese aumento no se vea reflejado e, incluso, sigue bajando el precio de los combustibles. En este sentido podríamos esperar que el precio comience a estabilizarse en marzo dado que el mercado espera que el tipo de cambio se mantenga cercano a los $650, por lo que quedarían algunas bajas en febrero, para estabilizarse en marzo o abril”, estimó el economista de la UDD, Carlos Smith.

Sin embargo, apuntó, hay variables que podrían cambiar el escenario. La situación de Venezuela podría generar ruido en algún momento, dependiendo de cómo se resuelva el conflicto político social. Por otro lado, los costos de refinación podrían cambiar también por temas puntuales, como posibles mantenciones.

¿Cómo ayuda el Mepco?

Es un sistema que ha estado funcionando bastante bien, porque la idea es que el precio no sufra variaciones bruscas y se logre una tendencia estable de crecimiento o decrecimiento de los precios. “Claramente, desde la mirada del consumidor, sería ideal que suba poco y baje mucho, pero precisamente la idea es que se produzca estabilidad, lo que permite la mejor toma de decisiones de los usuarios en el tiempo. Convengamos que la alta volatilidad de los precios genera más incertidumbre en los agentes económicos”, recordó el Director Ingeniería (E) en Administración UDD, Carlos Smith.

Etiquetas