Economía y Negocios

Conozca los mitos y realidades de los autos con motorización diésel

La Asociación Europea de Constructores de Automóviles llamó a no demonizarlos, aun así, se debe tener claro que existen diferencias esenciales respecto al bencinero.

Por: Javier Ochoa | 01 de Febrero 2019
Fotografía: Referencial

La Asociación Europea de Constructores de Automóviles (Acea) llamó a no condenar a los motores diésel antes de tiempo. De acuerdo a la entidad, este último año 2018, se han introducido en el mercado nada menos que 270 nuevos modelos con motor diésel. Los constructores siguen creyendo en él y lo mantienen como una de las “soluciones” para limitar las emisiones de CO2, pese a la presión de la opinión pública en contra de este tipo de motorización y también las prevenciones de algunos países para eliminarlos del mercado. Al menos, por lo que a los automóviles de pasajeros se refiere.

La Acea ha llevado adelante una serie de pruebas con todos ellos, incluidos los nuevo Ciclo RDE (ciclo en condiciones reales de conducción), y asegura que los resultados son muy positivos, no sólo en cuanto a emisiones de CO2, sino también del temido NOx (óxidos de nitrógeno). En la mayor parte de casos cumplen sobradamente las normas actuales y también respetan las normas que entrarán en vigor en enero de 2020, se advierte.

El secretario general de Acea, Erik Jonnaert, sostiene que “los diésel modernos deben jugar un papel importante, junto a los motores alternativos, en las políticas de renovación de flotas con el objetivo de mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades. Por ello, resulta imprescindible dejar de demonizar a los diésel y distinguir los motores diésel modernos de las antiguas generaciones”.

Mitos y verdades

El docente de Ingeniería en Mecánica Automotriz y Autotrónica (V) de Duoc UC sede Concepción, Rodrigo Baquedano, reconoció que la mantención de los autos diésel es más cara que una realizada a un vehículo bencinero.

“Hoy día, por la alta tecnología que traen los motores diésel, relacionados con los sofisticados sistemas de inyección de combustible y los sistemas de tratamiento de gases de escape que cumplen con normas excedidas a las que tiene nuestro país (Euro5), los costos de mantención son mucho más elevados que los de un motor a gasolina.

Por otro lado, las fallas catastróficas relacionadas a las fallas de componentes de motor también son muy caras, sin mencionar las piezas de desgaste que se deben cambiar cuando se realizan mantenciones preventivas”.

De 12% a 20% más caro

En cuanto a la diferencia de precio entre bencinero y petrolero, el gerente de Ventas de Sergio Escobar, Julio Cartagena, explicó que “es un buen momento para comprar vehículos diésel, ya que las brechas de precio son muy mínimas. Por ejemplo, si comparamos misma versión del Mazda CX5 GT bencinero y diésel, las diferencias se mueven entre un 12% a 20%”.

¿Qué tener en cuenta al comprar un auto con motor diésel?

Lo primero es la diferencia de precio respecto a uno con motor a gasolina y hacer el cálculo de cuánto ayuda a economizar en el tiempo y kilometraje. Además, recordemos que los vehículos diésel tienen un tributo mucho más alto (impuesto verde), por lo que el cliente debe fijarse en la ficha energética y revisar su rendimiento urbano, mixto y carretera. En caso de adquirir un vehículo diésel usado, se debe hacer una prueba de ruta con buena exigencia para verificar su desempeño, poniendo atención en el turbo, estabilidad de funcionamiento de motor o eventuales vibraciones, que pueden ser producto de una mala mantención, como la limpieza de los inyectores, dijo Cartagena.

Etiquetas