Economía y Negocios

El impacto económico de tener Ninis sobre el promedio país

Envejecimiento de la fuerza de trabajo debido al crecimiento de la población Nini, menor motivación a la formación laboral e incremento del círculo de la pobreza son algunos de los efectos. Bío Bío está por sobre el promedio nacional en Ninis.

Por: Silvanio Mariani | 07 de Diciembre 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Chile ocupa el cuarto lugar en el ámbito de la Ocde con más jóvenes “Nini”, los que ni trabajan ni estudian. Según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, alrededor de la mitad (52,5%) de los jóvenes de 18-24 años de edad están en educación; dos tercios (32,2%) no están en educación, pero sí empleados; y el 15,3% no están empleados ni en educación o formación. En Chile, la proporción es de 49,6%, 28,4% y 22,0%, respectivamente (ver gráfico).

Si tomamos las cifras relativas a la Región del Bío Bío, el panorama no es muy alentador. La proporción es de 59,5%, 18,4% y 22,1%, respectivamente. Y en la región de Ñuble la proporción es de 50,1%, 26,1% y 23,8%, respectivamente. En palabras simples, Bío Bío está por sobre el promedio nacional en “Ninis” y Ñuble más alto aún.

“Si ese joven dejó la escuela en primero medio, es posible que sea Nini, porque no va a encontrar ningún trabajo donde gane más que el mínimo”, explica la investigadora Elisabeth Vergara, académica de la Universidad Las Américas. Junto a Sergio Acevedo, director de la Escuela de Negocios de esa institución, se elaboró un estudio sobre la situación educativa y laboral de los jóvenes entre los 18 y 24 años.

Comparación

El estudio muestra que la proporción de los jóvenes de 18 a 24 años que estudian en los países de la Ocde está por encima de lo observado en Chile. La Región del Bío Bío muestra una proporción elevada de jóvenes entre 18 y 24 años que se mantienen en el sistema educativo, muy superior al promedio de los países de la Ocde y en niveles levemente superior a lo observado en España (58,4%).

A su vez, los adultos jóvenes que ya no están en la educación pueden estar activos (empleados y desempleados) o inactivos. En promedio, en los países de la Ocde, el 32,2% de los jóvenes de 18 a 24 años de edad que no están en la educación, están empleados, superando al 28,4% observado en Chile. Los jóvenes de la Región del Bío Bío (18,4%) tienen más dificultades para ingresar al mercado laboral, similar a lo observado en España.

Para los investigadores de Las Américas, este aumento de Ninis en la Región provoca un efecto negativo, “ya que implicaría que se está produciendo un alto nivel de deserciones escolar que se concentra, principalmente, en los jóvenes de los sectores más vulnerables de la Región, generando a futuro que estos jóvenes de familias pobres siguen siendo pobres”. Es decir, estaría generándose un círculo vicioso de la pobreza. “A su vez, provoca que más jóvenes de la Región estén menos preparados para el mundo laboral y acceder a trabajos menos remunerados, ya que cuando un joven no termina la enseñanza media, no posee las herramientas necesarias para acceder a un mejor futuro en el plano laboral”, detalla Elisabeth Vergara.

Vergara opina que los datos reflejan una población juvenil con menor motivación a prepararse para el futuro laboral. “Pero también va ligado a la falta de oportunidad de la sociedad a la juventud de los sectores de menos recursos, la desigualdad salarial y programas estatales de inserción laboral”, agrega la investigadora.

Entre los efectos a mediano y largo plazo, Vergara señala un mayor envejecimiento de la fuerza laboral en la Región debido al crecimiento de la población Nini. Además, un porcentaje de los recursos de la gratuidad del Estado no serían utilizados por estos jóvenes. Y como no pueden acceder al campo laboral, muchos pueden inclinarse “a cometer delitos, aumentando así los porcentajes de delincuencia en la Región”, advierte Vergara.

Etiquetas