Economía y Negocios

Los únicos inmunes al alza del IPC: educación, cigarros y planes de celulares

El Índice de Precios al Consumidor mensual fue de 0,4%. Mientras que anual acumula un 2,7%, según el INE.

Por: Felipe Placencia | 09 de Noviembre 2018
Fotografía: Referencial

El Índice de Precios al Consumidor, IPC, durante octubre presentó un aumento de 0,4%, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, INE. Y en lo que va del año, lleva acumulado un 2,7% y en 12 meses un 2,9% (en comparación con igual periodo del año anterior).

Así, entonces, el costo de vida se encarece. Mientras que los sueldos reales disminuyen. En Índice de Remuneración real recién despegó en septiembre, pero tiene un acumulado negativo de -0,5% durante 2018.

Dentro de el escenario, los únicos que se mantuvieron en 0% de incremento o decrecimento (en una suerte de inmunidad) fueron el sector educación (superior), los cigarrillos y los servicios de celulares.

En el caso de la telefonía móvil, infiero que se debe a la mayor competencia que se ha generado en dicha industria tras la entrada y consolidación de nuevas empresas. Si uno revisa la evolución (…), se aprecian bajas”, analizó el economista y académico de la UDD, Matías Godoy.

Y añadió: “En el caso de los cigarrillos, estos varían conforme a los impuestos específicos. Ya con la Reforma Tributaria de 2015 en total régimen, no debieran apreciarse variaciones significativas.

En el caso de educación, el economista del Centro de Estudios de Corbiobío y catedrático de la UBB, Ariel Yévenes, aseveró que “el mes de medición no es un periodo especialmente importante en cuanto a reajuste de precios y costos relacionados a lo educacional. Por tanto, es bastante difícil que se registren variaciones”.

Andrés Oreña P.

¿Quiénes bajaron?

Los que no sufrieron por las alzas son el vestuario y el calzado que tuvieron una baja de 0,5%, promediando en lo que corre de 2018 una disminución de 3,2% y respecto a la misma fecha del 2017, un nada despreciable 5,3%.

Los otros que se salvaron: la electricidad (-5,8%), la carne de vacuno (-0,4%), las bebidas gaseosas también lo hicieron (-0,2%). No con la misma fuerza experimentaron el fenómeno la vivienda y servicios básicos (-0,1%). Finalmente, comunicaciones con el mismo porcentaje.

¿Quiénes subieron?

En la vereda contraria, las divisiones que tuvieron incrementos fueron: los alimentos y bebidas no alcohólicas; equipamiento y mantención del hogar. También la salud, transporte, la recreación y cultura; restaurantes y hoteles.

En lo que respecta a productos, los que siguieron la tendencia fueron: las papas, la gasolina y los gastos comunes.

Los arriendos, los automóviles nuevos, el servicio doméstico; gasto financiero; el servicio de pack de telecomunicaciones; el pan y el almuerzo, junto con cenas fuera del hogar también se resintieron.

El agua potable, el servicio de transporte multimodal, el gas licuado, las cecinas, los servicios y reparaciones de viviendas; las consultas y tratamientos odontológicos también lo hicieron.

Andrés Oreña P.

Etiquetas