Economía y Negocios

Lamentable: premiado restaurant y wine bar “1550” cerró sus puertas

Tenía dos rostros emblemáticos: el mejor sommelier de Chile 2005, Héctor Riquelme, y uno de los chef más destacados del sur del país, Felipe Macera. Tras gran apoyo mediático y estatal, el público finalmente no respondió.

Por: Felipe Placencia | 07 de Noviembre 2018
Fotografía: Archivo Diario Concepción

El restaurant y wine bar 1550 Vino y Cocina de San Pedro de la Paz, tuvo un lanzamiento importante durante 2017, incluyendo figuras conocidas. Lamentablemente, sus puertas tuvieron que cerrarse.

Se lamenta, porque se encumbraba como la gran promesa gastronómica del Gran Concepción. Y tenía todos los ingredientes para lograrlo: el mejor sommelier de Chile 2005, Héctor Riquelme, y uno de los destacados chef de Concepción, Felipe Macera. Ambos, rostros visibles, conocidos por su excelencia.

Igualmente, detrás estaban los inversionistas Lila Rodríguez, Barry Cruces y Claudia Rojas. Incluso, contaban con apoyo estatal a través de Fomento Bío Bío.

Y el concepto era regionalista, lo cual se agradecía: platos criollos acompañados con vinos del Valle del Itata, apelando a un segmento que buscaba calidad, en un lugar tranquilo como es Los Mañíos.

Los comensales entraban con expectativas y estas se cumplían. Incluso, tanto Riquelme como Macera impartían cursos de cata de vinos y de cocina.

Es más, ganaron el segundo lugar del Premio a la Gastronomía de Chile, Cookings 2017, en la categoría regiones. Parecían tener la fórmula perfecta.

El cierre

El 31 de enero de este año, a través de Instagram, se comunicó lo siguiente: “Estimados clientes, 1550 permanecerá cerrado en Febrero por vacaciones. Muchas gracias”.

Uno de sus seguidores, H. Abarzúa, posteó: “Que tengan muy buen descanso amigos. Merecido, por lo demás”.

Pasó el mes y comenzó la inquietud. “¿Cuando abren?”, preguntaba Jorge Bustos. “¿Van a abrir? o se acabó?”, interrogaba Vicente Guzmán.

Sin embargo, llegó marzo y no había señales claras de si la propuesta continuaba o no.

¿Qué pasó?

Héctor Riquelme, tras ser consultado, explicó la situación: “Uno siempre propone y el público dispone. Al principio, anduvimos súper bien, pero quizás estábamos un poquito fuera del radio. Fue una apuesta muy grande para un mercado que es incipiente”.

– Lo lamento.

– Fuimos el segundo mejor restaurant de regiones. Fue súper rápida el alza y súper rápida la caída.

– La propuesta era innovadora, resaltar: la cultura culinaria regional. El segundo piso con catas de vino y cursos de cocina. Impresiona que no funcionara.

– Aún estoy asimilando esto. Las cosas son así. Hay que seguir adelante. En marzo de este año, de vuelta de vacaciones, decidimos cerrar las puertas. Ahora hay un restaurant Peruano.

– ¿Con la rendición de aportes de Fomento Bío Bío todo bien?

– Eso fue súper bien llevado y avisamos. Mi mujer es súper ordenada en ese sentido y se habló con la gente indicada. Ni con los proveedores tuvimos inconvenientes. Muchas veces hay coletazos. Se les pagó a todos los productores de vino. Si seguíamos estirando el chicle nos teníamos que endeudar y yo no quería. El tema de los trabajadores igual quedó todo impecable. Tuvimos un apoyo muy fuerte de Corfo y bueno. El público tiene que valorar lo nuestro y mirar un poco menos para afuera.

Etiquetas