Economía y Negocios

Mes de la educación financiera: el mejor momento para reordenar las finanzas

No sólo se trata de no sobreendeudarse, sino también saber usar los instrumentos del mercado en favor del usuario y su grupo familiar. La CMF posee un portal interactivo y toda la información necesaria para avanzar en mayor conocimiento, y crear así mayor inclusión y oportunidades.

Por: Daniela Salgado | 03 de Octubre 2018
Fotografía: Sara Monthi

Sabía usted que la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) tiene a disposición de cualquier usuario un portal de educación financiera, con interactivos que incluyen calculadora para crear un plan para el presupuesto mensual del hogar, también para ahorrar o para planificar las vacaciones. Incluso, determinar el gasto hormiga.

Así, también, hay test para conocer el perfil de inversionista al cual se pertenece o saber las propias actitudes frente al gasto.

Pues bien, estamos en el Mes de la Educación Financiera, instancia precisa para entender su importancia y el impacto para la economía familiar y también del país.

Efectivamente, octubre convocó a todos los actores públicos del sistema financiero para promover la importancia de la alfabetización en finanzas en el país, como uno de los ejes necesarios para la inclusión de las personas, de acuerdo a los lineamientos establecidos por la Ocde para estas materias.

¿Cómo estamos?

Mejorando.

Sí, porque una de las consecuencias más notorias de un mal manejo financiero son las altas tasas de sobreendeudamiento, el que afortunadamente ha ido disminuyendo. Así lo mostró la última encuesta financiera de hogares del Banco Central (BC), que dio cuenta de que se reduce la proporción de hogares con deudas, desde el 73% de 2014, a 66% el 2017, explicado por una baja en consumo. Además, se mantuvo estable la proporción de hogares con deuda informal en 7%.

No obstante, y en contraste, el informe de Cuentas Nacionales del Banco Central (BC) de 2017 constataba que las familias chilenas estaban endeudadas en un 71% de su sueldo, en circunstancias que lo recomendable es no sobrepasar el 25% del ingreso.

Efectivamente, el BC daba cuenta que los hogares registraron un stock de deuda equivalente a 71,1% del ingreso disponible, superior en 3,7 pp, comparado con el cierre del año anterior (2016), y explicado tanto por el aumento de los préstamos bancarios como por el menor dinamismo del ingreso.

¿Por qué es importante?

EL principal problema que genera un mal manejo financiero es un sobre endeudamiento de las familias dada la mala planificación, expresó el economista de la UDD, Carlos Smith, quien recordó que esto también golpea a las personas que pudiendo obtener fondos más baratos, los toman caros por falta de información sobre productos y alternativas.

“Otra arista tiene que ver con la forma de solucionar problemas financieros y que están disponibles, pero que muchas veces, por ignorancia, no se toman. Esto provoca altos costos para las personas y su patrimonio”.

En tanto, el docente de Ingeniería en Administración de Duoc UC sede Concepción, Jaime Vera, explicó que contar con una población con mayor nivel de conocimiento en materias financieras, tiene relación con uno de los principales beneficios de tener un mercado financiero desarrollado.

“Tanto el mercado del dinero (money market) como el mercado de capitales, permiten el intercambio de flujos entre los participantes que se declaran ahorrantes y deudores, a través de productos de inversión y financiamiento. Como es el caso del país, estos productos son variados y se ajustan a las necesidades de quienes se interesan por participar de este mercado. Por lo tanto, quienes ahorran reciben réditos por invertir su capital y sacrificar consumo presente por consumo futuro, y quienes se endeudan por razones de consumo o generación de proyectos, como es el caso de las empresas y el Estado, tienen disponibles capitales profundos que permiten desarrollar sus iniciativas. Estas iniciativas o proyectos de inversión son fuentes generadoras de empleo y crecimiento, afectando positivamente el PIB y mejorando el bienestar de las personas”.

Desafíos

La directora de Programas Advance de la Facultad de Economía de la USS, Karin Bravo, consideró que la educación financiera debe partir desde la casa, con padres informados al respecto, haciendo partícipes a los hijos, en la medida que la edad y comprensión de los niños lo permita, de algunas de las decisiones financieras. “La educación formal, también, tiene un rol gigante en la formación de ciudadanos financieramente responsables”.

Etiquetas