Economía y Negocios

Lo que ofrece el geoturismo para la Región del Bío Bío

Geoparque Litoral Bío Bío está en etapa de validación por la Unesco, lo que se traducirá en un nuevo impulso en toda la cadena de valor del turismo.

Por: Equipo Economía y Negocios | 16 de Septiembre 2018
Fotografía: Diario Concepción

Hasta hace un par de años probablemente sólo una pequeña parte de la población local había escuchado o leído el concepto de geoturismo. Hoy con la cada vez más cercana aprobación de la Unesco del proyecto de Geoparque Litoral del Bío Bío, el término comienza a tomar fuerza y a ofrecer nuevos desafíos y alternativas para potenciar el turismo dentro de la Región del Bío Bío.

Sin embargo, más allá de este proyecto que impulsan distintas casas de estudios a nivel regional y del que ha participado también el geólogo UNAB, Patricio Zambrano, la Región ofrece una serie de posibilidades que caben dentro del ámbito del geoturismo y que podrían ofrecer valor agregado a destinos que actualmente tienen un relativo desarrollo de la actividad turística.

Impacto de la aprobación

La validación con el sello UNESCO es primordial en el proceso de validación de cualquier GEOPARQUE, debido a que esta entidad califica a nivel global mediante un sello de calidad internacional. Un Geoparque en la Región Validado por la UNESCO potenciaría el desarrollo económico local y cultural de las comunidades bajo una nueva veta de emprendimiento.

De hecho, el proyecto incluye casi 20 geositios distribuidos en las comunas de Tomé, Penco, Hualpén, San Pedro de la Paz, Coronel, Lota, Arauco, Curanilahue, Lebu, Los Álamos, Cañete y Talcahuano, las que juntas alcanzan una superficie aproximada de 4 mil 400 kilómetros cuadrados. Existen otras localidades de gran importancia geológica las que, sin duda, a medida que el Geoparque sea más conocido serán potenciadas a través de Rutas geológicas, etc.

Rol de las Universidades

No menos importante es el hecho de que este geoparque este inmerso en el mismo lugar donde por lo menos tres importantes casas de estudio dictan carreras afines a las geociencias (UDEC, UCSC y UNAB). Esto trae consigo una nueva forma de ver el geopatrimonio local de nuestros futuros egresados, quienes, si bien muchos hemos egresado mirando el entorno geológico con un ojo netamente científico o académico, ahora este geoparque viene a inculcar o a proponer una nueva necesidad de los nuevos egresados la cual tiene que ver con la capacidad de divulgación del conocimiento científico y geopatrimonial a una escala social. Finalmente, son los geólogos quienes conocen la historia que cuentan las rocas, y es ese conocimiento el que se debe traducir en un conocimiento colectivo y social, el que, sin duda, como ha ocurrido con otros geoparques son una fuente de desarrollo sostenible importante. Es esto lo que los nuevos perfiles de egreso de los geólogos deben incorporar, lograr ser además un rol importante en la divulgación del geopatrimonio.

El académico de la carrera de Ecoturismo de la Universidad Andrés Bello, Miguel Moreno, explica que un geoparque imprime un sello distintivo y genuino en la oferta turística y a lo largo de la cadena de valor. En los destinos los visitantes demandan y consumen la mayor cantidad de producto turístico (tangibles e intangibles), y las organizaciones especializadas en ofrecer turismo “formalmente” proveen al visitante alojamiento, alimentación, souvenirs, paseos, oportunidades recreativas, entre otros.

Etiquetas