Economía y Negocios

Salmonera invertiría $3.600 millones en planta frente a Tomé

La firma ingresó los proyectos al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental del SEA, totalizando, a la fecha, 15 en el Bío Bío por $27.000 millones.

Por: Felipe Placencia | 09 de Agosto 2018
Fotografía: Contexto

Dos nuevos proyectos acuícolas ingresó Cultivos Marinos Lago Yelcho al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental del SEA Bío Bío. Esta vez destinados a la comuna de Tomé.

Se trata de un centro de engorda de salmones al suroeste y otro al noroeste de las costas del sector Los Morros.

Ambos suman US$ 5,6 millones, que en moneda nacional se traduce en $3.600 millones. Hasta ayer se encontraban en calidad de “admisión”.

En total, son 34 jaulas que buscan producir aproximadamente 9.500 toneladas  por ciclo productivo en esta zona de la Provincia de Concepción.

La empresa explicó en los documentos que “el acceso se realiza solo por vía marítima desde el Puerto de Tomé para las actividades de carga y descarga”. A su vez, precisaron que “por esa misma vía se hará todo el movimiento de abastecimiento de insumos durante la etapa de operación”.

Alta inversión

En lo que va del año ya son 15 los planes presentados para ser evaluados. Todos suman US$ 42 millones, que vienen a ser $27.000 millones.

Hasta hace unos días, las iniciativas estaban distribuidas en las comunas de Coronel, San Pedro de la Paz y Hualpén.

Fue el 2 de agosto cuando Cultivos Marinos Lago Yelcho puso en conocimiento al SEA sus intenciones de invertir en Tomé.

En la solicitud de concesión se detalló que la tecnología que se utilizará “proviene de una empresa Noruega, cuya fabrica está localizada en Eikelandsheiane en Fusa, Noruega. Desde 1991 han suministrado e instalado más de 8.000 colectores en todo el mundo. En la actualidad, estos equipos son fabricados en Chile y exportados a todo el mundo”.

En ambos casos, se indicó que para ponerlas a flote se necesitarán 25 personas y que al momento de funcionar se necesitarán 20 operadores. Por lo que esperan emplear a 40 personas para ambos puntos de Los Morros.

Opositores

Consultada al respecto, la presidenta del sindicato de algueras de Coliumo y vocera de la Fedepes,  Sara Garrido, se manifestó contraria  ante  eventuales  implicancias para el medio ambiente, especialmente por los incidentes acontecidos en el sur del país.

“No queremos que en un par de años más la Región del Bío Bío se convierta en un vertedero de las salmoneras”, advirtió la dirigenta tomecina, quien también es secretaria general del la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales, Conapach.

Sus aprehensiones, igualmente, van en términos de cómo podría afectar la extracción para los pescadores artesanales.

“Uno de estos puntos de engorde estará, incluso, a tan sólo una milla, donde nosotros operamos con nuestras embarcaciones, cerca de Coliumo, en un área de manejo”, criticó Garrido.

Es por ello que hizo un llamado al Gobierno Regional y a sus consejeros, para que cuando se tenga que votar la iniciativa “sea rechazada”.

El senador Alejandro Navarro, es otro que manifestó en contra de la llegada de Cultivos Marinos Lago Yelcho.

“La instalación de las salmoneras provoca efectos nocivos al medio ambiente, tales como: se destruye el fondo marino, al arrojar al mar altas dosis de antibióticos y pesticidas, lo que daña la zona y, además, otros lugares producto de las corrientes”, razonó el parlamentario.

Del mismo modo, añadió que “esta industria provoca la eutrofización del mar al lanzar comida que los salmones no alcanzan a comer. El excremento de estos provoca la aparición de algas nocivas y dinoflagelados que provoca la marea roja”.

Navarro no dejó pasar un hecho reciente. “En Los Lagos se escaparon 800 mil salmones desde un centro de engorda, los que estaban cargados de antibióticos, estableciéndose la prohibición de consumo humano. Lo que ratifica que estas empresas no tienen las condiciones para garantizar que operarán sin hacer daño, ya que en todas partes han provocado crisis medioambiental”.

El diputado Gastón Saavedra es otro que le da dado  un portazo a los deseos de Yelcho.

“Tendríamos después gente sin trabajo y socorridas por el Estado”, opinó hace unos días en el caso de una crisis.

Sara Garrido, en tanto, finalizó diciendo: “Hace rato que vimos venir esto. La acuicultura puede ser una oportunidad para el sector pesquero, pero no este tipo. Menos de especies introducidas”.

Etiquetas