Economía y Negocios

Sepa en qué fijarse al pedir un crédito para comprar un vehículo

Al primer trimestre de 2018, las ventas en Chile han aumentado un 21,5%, respecto al año pasado, y un 32% en Bío Bío. Ante este boom de unidades comercializadas, automotoras y expertos entregan sus alternativas.

Por: Javier Ochoa | 08 de Agosto 2018
Fotografía: Contexto

Agosto es un buen mes para las automotoras, ya que el cambio de año del mercado les permite realizar descuentos y promociones para poder vender el stock de 2018, desatando un boom de ventas. De ahí las oportunidades también para los consumidores.

Pues bien, si usted está pensando en comprar un cero kilómetro, o algún semi nuevo o usado, debe tener en cuenta que se ofrecen tres alternativas concretas.

“Para trabajadores dependientes, las exigencias generales que se piden para obtener un crédito automotriz son una renta fija líquida superior a $300 mil o renta variable líquida superior a $350 mil, además de un año de antigüedad laboral. En tanto, para trabajadores independientes se exige una renta líquida superior a $400 mil y una declaración anual de impuesto (DAI)”, explica el gerente División Automotriz de Nuevo Capital, Javier Gómez, firma que se especializa en autos usados, semi nuevos y nuevos.

El crédito automotriz convencional, en cuotas mensuales fijas y sucesivas hasta 48 meses plazo, es la modalidad más conocida y es el sistema más utilizado. Una de sus ventajas es que no figura como deuda en el registro bancario, por lo que no obstaculiza otros procesos, como la compra de una casa.

“Este tipo de crédito es muy conveniente para personas que dan preferencia al pago completo, ya que les permite al cabo de tres o cuatro años ser propietarios de su auto”, sostiene Gómez.

Por su parte, el gerente comercial de Salazar e Israel Chile, Eliot Cuevas, dijo que “más del 60% de los vehículos que vendemos lo hacemos a crédito y cada vez toma más fuerza el financiamiento en la venta de vehículos usados, con estos nuevos sistemas de compra inteligente, que es la mejor forma de disfrutar de un auto nuevo cada dos años. Acá tenemos un gran número de clientes que están renovando el proceso, lo que también ha influido positivamente en las ventas”, destacó.

El sistema de compra inteligente opera así: el cliente da un pie bajo de 20%, financia un 30% del valor en 24 meses y le queda un valor futuro mínimo garantizado de 50%. Al final del periodo tiene tres opciones: renovar, quedarse con el vehículo o devolver el vehículo.

“Hoy, más del 50% de las ventas de vehículos nuevos que son financiados por nuestra automotora son a través de este sistema de financiamiento”, informó Cuevas.

Cabe recordar que Salazar e Israel trabaja con financieras en convenio, como Forum, Santander Consumer y Autofin.

Sobre esta modalidad, que también ofrece automotora Sergio Escobar, el gerente de la División Automotriz de Nuevo Capital, Javier Gómez, dijo que es un modelo que puede generar rechazo inicialmente, ya que algunas personas se sienten amarradas por la gran cuota al final del ciclo, pero hay clientes que lo eligen porque este gasto lo tienen incorporado en su presupuesto mensual”, afirma el ejecutivo.

“Una de las ventajas de esta modalidad es que al cabo del ciclo de cuotas se puede pagar el vehículo y quedárselo, o cambiarlo por uno nuevo durante 36 meses más, por lo que a juicio de Javier Gómez “la compra inteligente es la opción más usada para el financiamiento de vehículos nuevos y semi nuevos, ya que, independiente de su edad, a las personas les gusta cambiar el auto en un corto plazo”.

Por su parte, el gerente de Ventas de Sergio Escobar, sumó a la “compra inteligente” el crédito instantáneo, que se aprueba con 20% de pie y carnet de identidad, además de entregar la opción de entregar un auto en parte de pago, que generalmente es utilizado en renovaciones de vehículos y posee un mecanismo de retención de un 40% del valor del auto, mientras que el remanente se le entrega al cliente y se financia un nuevo crédito.

“El promedio de aprobación de una empresa automotriz con una entidad financiera asciende del 40 a 45% cada una por sí sola en el mejor de los escenarios, mientras que nuestro financiamiento entrega un 65% de aprobación a los clientes”.

Etiquetas