Economía y Negocios

Restauración ecológica: la esperanza del bosque chileno

En el mundo, ha retrocedido un 31% la superficie de bosque nativo, problemática que también aqueja a Chile.

Por: Javier Ochoa | 30 de Junio 2018
Fotografía: Ilustración Andrés Oreña P.

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, la superficie de bosque nativo ha disminuido un 31% en los últimos 25 años; un problema urgente que también se vive en Chile, de ahí la importancia de la restauración ecológica que se desarrolla en varios frentes.

Un buen ejemplo es el trabajo que se está haciendo en el cerro Cayumanqui, arrasado por un incendio en 2012.

“Durante los años en que se ha estado llevando a cabo el programa que nos permite fortalecer y preservar el ecosistema del Cayumanque, hemos reforestado casi 300 hectáreas. Solo este año llevamos más de 80 hectáreas, lo que es significativo para el objetivo trazado. Esto ha beneficiado a 50 sitios, que son propietarios que voluntariamente nos han brindado la opción de reforestar en sus terrenos”, informó  el seremi de Medio Ambiente, Mario Delannays.

Agregó que se han plantado más de 445.000 ejemplares, de 14 especies de árboles y arbustos nativos. Junto con ello, se hace control de especies exóticas, fertilización, control de maleza en primavera, entre otras acciones. “Se han recolectado semillas de 14 especies, se han producido 520.000 plantas, y de esas un 80% es para reforestación directa, y el 20% restante va para donación. Es un trabajo importante, pionero y es una plantilla muy positiva para que se replique en cualquier otro territorio”, dijo Delannays.

“A la fecha, hemos hecho control de especies exóticas en más de 250 hectáreas, se hace manejo de regeneración nativa a través del control de especies exóticas no deseadas, como el aromo, retamilla, pino, eucaliptus, zarzamora. La donación de plantas supera las 75.000, y se han entregado a las municipalidades de Ránquil, Quillón, Florida, también a la comunidad en general a través de escuelas, juntas de vecinos, apicultores, entre otros, lo que nos permite decir que se han plantado cerca de 60 hectáreas solo con esta modalidad”, destacó el seremi.

Caso de Arauco

En el marco de un convenio destinado a investigar y desarrollar acciones de restauración de bosque nativo en predios donde se emplazaban plantaciones forestales, profesionales e investigadores de la Universidad de Freiburg, Alemania; el Instituto Forestal y empresa Arauco, visitaron uno de los ensayos de restauración en el predio Los Corrales 2, en la comuna de Curanilahue.

La actividad forma parte de la investigación y exploración de diversos métodos y técnicas silviculturales que permitan realizar una restauración de plantaciones establecidas con posterioridad a 1994 sobre bosque nativos, logrando una composición y estructura similar a la vegetación nativa original.

En este sentido, Arauco restaurará 25 mil hectáreas de plantaciones a bosque nativo y para eso, los ensayos permitirán saber cómo funciona la restauración en zonas que anteriormente estaban plantadas con pino y eucaliptus.

La investigadora del Instituto Forestal (Infor), Marta González, destacó que este proyecto permitirá evaluar “en el mediano a largo plazo los efectos que tiene la incorporación de especies nativas en un sitio con plantaciones exóticas”. Juan Anzieta, gerente forestal de Medio Ambiente y Comunidades, explicó que “la restauración tiene el foco puesto en provisión de servicios ecosistémicos a escala de paisaje y se ha propuesto identificar los mejores lugares donde estos servicios se maximicen. Al mismo tiempo, es clave hacer que confluyan las perspectivas ambiental, social y financiera”.

Etiquetas