Economía y Negocios

Recolectoras esperan que mejoren los precios tras repoblamiento de algas

Por: Felipe Placencia | 08 de Abril 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Detrás de este trabajo está Mares de Chile que sembrará en cinco áreas de manejo. Pueblo Hundido y Cocholhue son los primeros.

Pueblo Hundido, considerado corazón de Lota, y Cocholhue, el místico rincón costero de Tomé, son los dos primeros sectores donde se comenzó a repoblar  con praderas de luga negra a través de un novedoso plan ejecutado por Mares de Chile.

Seguidamente será el turno de Pueblo Norte, Sector A, de la Isla Santa María, y luego de Punta Lavapié. Ambos serán igualmente  beneficiados con esta misma alga.

Mientras que en Coliumo, Sector B,  fue seleccionado para la siembra de chicoria.

Esta gran iniciativa tiene directo impacto en las comunidades de recolectoras de la Región del Bío Bío. En este rubro ellas tienen un rol protagónico.

Es que la actividad económica es de vital importancia para estas zonas, que es alternada  igualmente con la pesca, rubro liderado principalmente por el género masculino.

Mejorar los precios

La presidenta del Sindicato Caleta el Morro, Sandra Gallegos, vive exclusivamente de la explotación de estos recursos marinos.

Conoce el mar, sus corrientes, el viento, las tempestades de invierno y la calma de verano a la perfección.

Esta implementación ha conllevado a que sea parte de capacitaciones para entender el alcance de conllevar extracciones de manera responsable.

“La oportunidad que nos dieron nos parece fabulosa y estamos contentos por la capacitación, para conocer  el trabajo que se haría y así  mejorar  nuestro desempeño, lo que se traduce en más ingresos para nuestras familias”, sostuvo.

Para ella es vital que los precios mejoren y esta es una tremenda  oportunidad.

“Es importante tener más conocimientos de nuestra luga. Ahora somos más profesionales y con ello podemos negociar de mejor forma, pasando de vender  a $300 el kilo   a  $1.000 pesos”, aseguró la dirigenta.

Mares de Chile

Este impulso tiene un nombre formal y fue convocado por Subpesca regional. Se llama “Programa de repoblamiento de praderas de algas de interés económico en Área de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB) de la Región del Bío Bío”.

De hecho, Mares de Chile lleva un año trabajando en el cronograma para que todo salga a la perfección.

Cuenta con especialistas que tienen más de 20 años de experiencia en el territorio.

“El objetivo es subsanar la baja presencia de recursos algales que han sido explotados históricamente en la Región, principalmente aquellas que se encuentran presentes en bancos naturales administrados bajo régimen AMERB”,  detalló  el jefe de proyecto, Javier Sánchez.

El sistema de capacitación y transferencia tecnológica de alto impacto  elogiado por  Sandra Gallegos,  fue hecho a la medida.

¿Cuáles son? Conocer técnicas de repoblamiento, clasificación de las algas, uso de GPS y normativa vigente.

“Posteriormente se les acompañará y prestará asesoría técnica durante toda la ejecución”, acotó Sánchez.

Innovación

El Sindicato de Algueras de Coliumo, entendió que la innovar es otro paso para seguir creciendo.

A través del Fondo de Escalamiento Productivo para la Pesca Artesanal del convenio entre la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura y el Gobierno Regional, pudieron levantar la primera planta para hacer cremas para la piel a base de chicoria.

“Elaborar estas cremas naturales es innovador y tiene una gran proyección, ya que existe gran interés de países como Japón”, explicó la presidenta del Sindicato de Algueras de Coliumo, Sara Garrido, tras su inauguración hace ya dos años.

En total se invirtieron $72 millones para su construcción y para destinarse a la adquisición de conocimiento de contabilidad, comercialización, marketing, entre otras.

Etiquetas