Economía y Negocios

Región del Bío Bío llegó a los 178.560 microemprendedores durante 2017

Por: Felipe Placencia | 07 de Marzo 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

La mayoría tiene más de 50 años y el 47% obtiene ganancias que no sobrepasan los $257.000. Se inician con ahorros propios y menos de la mitad se mantiene por más de 10 años.

El 18% de la fuerza laboral de la Región del Bío Bío corresponden a microemprendedores, lo que vendría a ser 178.560 personas.

Esto, según la Quinta Encuesta de Microemprendimiento 2017 (V EME) realizada por la Unidad de Estudios del Ministerio de Economía.

El informe reveló que el 45,5% funciona en la formalidad, mientras que el 54,5% en la informalidad.

“Este segmento de trabajadores es sumamente relevante para la Región en su aporte a la diversificación de las diversas áreas económicas”, dijo el seremi de Economía Bío Bío, Iván Valenzuela.

En Chile existen 1.992.578 microemprendedores lo que viene a ser el 22,3% del total nacional.

Esto es un aumento de un 9,8% en relación la Cuarta Encuesta EME (1.814.938). Y hoy, un 60,8% son hombres y un 39,2% son mujeres.

A modo de ejemplo, las regiones con mayor proporción de microemprendedores son la de Arica y Parinacota (36,1%), y la Región de la Araucanía (34%).

Mientras que las con menor proporción son Antofagasta (17,5%) y la Región del Libertador Bernardo O’Higgins (17,9%).

Igualmente, las zonas con mayor nivel de formalización son Magallanes (67,6%), seguida por Aysén (57,7%) y el Maule (54%).

Y por el contrario, las con menor nivel de formalización son la Araucanía con solo el 33,6% de los microempresarios formalizados.

Actividad económica

La mayoría de los microemprendedores supera los 50 años de edad. Los menores de 30 años representan sólo el 8,5%.

El 47,6% obtiene utilidades mensuales que no superan el salario mínimo de $257.000.

En tanto, las mujeres ganan menos que los hombres. El 66,9% de éstas llega los $257.000 (salario mínimo), mientras que sólo el 35,1% de ellos  tiene réditos de esa magnitud.

De acuerdo a los antecedentes recopilados, la principal actividad económica de este grupo corresponde al comercio (28,8%).

En segundo lugar, se encuentra el sector servicio  con el 24,1%.  Y quien tiene el mayor nivel de formalización es el  inmobiliario con 88,4%. Por su parte, el  con menor  es el de agricultura y pesca (22,6%).

Es importante destacar que un 76,8% de los que se desempeñan de manera formal declara el IVA, un 86,9% el impuesto a la renta y un 26,4% obtiene permisos sanitarios. En el primer caso para la Cuarta Encuesta EME solo fue un 70,1%.

A su vez,  de los casi dos millones en el país, dos tercios de los microemprendedores son unipersonales.

Los que tienen dos personas equivalen al 19,1% y en el restante 13% trabajan 3 ó más personas.

En la cuarta versión, estos valores correspondían a 74,4%, 13,6% y 12% respectivamente.

No cotizan

En lo que se refiere a las cotizaciones, el 58,6% no tiene de ningún tipo. De los informales, el 21,9% desarrolla su actividad en la casa o negocio del cliente.

El 21,2% lo hace en la calle o espacio público y el 18,3% dentro de su vivienda sin una instalación especial.

En cambio, los formales, el 34,6% trabajan en oficinas fuera de su hogar y el 21,8% lo hace adentro con una dependencia especial.

¿Por qué ser microemprendedor?

Según los sondeos, el beneficio más mencionado es el no tener jefe (34,1%). El principal financiamiento para partir sus negocios fueron los “ahorros o recursos propios” (68,4% y 69,4%). Además, un 17,8% de los informales indicó que “no necesitó financiamiento inicial”, mientras que en los formales “esta fracción cae a 8,7%”, detallaron.

Respecto a la estabilidad, casi la mitad de quienes están en esta categoría laboral mantiene su actual negocio por más de diez años (45,3%).

El restante no pasa el temido “Valle de la muerte”.

Etiquetas