Economía y Negocios

Aumento del 10% en 7 años: un 15% de la población de trabajadores chilenos es Adulto Mayor

Por: Rodrigo Escobar - Pulso | 14 de Febrero 2018
Fotografía: Contexto | Agencia Uno

Cuando la cifra de adultos mayores (AM) en 2002 alcanzaba un 8,1%, hoy la población mayor de 64 años asciende a un 11,4%. De este grupo, 1.322.155 personas se clasifica como “ocupada”, o sea, que efectivamente trabaja. En siete años, la gente que trabaja dentro de este rango etáreo ha subido en un 89% y representa, actualmente, un 15% del total de habitantes chilenos que labora. Este último dato, refleja un aumento del 10% desde 2010.

En el desglose de la cifras de ocupados, entregadas por Clapes UC para el trimestre móvil octubre-diciembre de 2017, se extrajo que un 17,8% de los trabajadores adultos mayores se desempeña predominantemente en el comercio, seguido por la agricultura (12,89%) y los trabajos ligados a la industria manufacturera (10,74%). “La forma en que atienden a los clientes”, explicó el académico Jaime Ruiz-Tagle, puede ser un atributo para que este sector se desempeñe en el área comercial.

En este escenario y en el último trimestre del año pasado, los trabajadores entre 60 a 64 años también aumentaron 6% en relación al mismo período de 2016. Ahora, al separar por sexo, las mujeres arriba de los 59 tuvieron un alza de 12%, en comparación a los hombres que subieron en 3%. No obstante, el INE reveló que la brecha entre géneros se mantiene, donde las trabajadoras representan el 33% del total de ocupados de dicho grupo etáreo.

Problemática actual

Ante una masa de trabajadores que envejece dentro del mercado laboral, el economista de Clapes-UC Juan Bravo, advirtió en la revista Pulso que “Hoy por cada un adulto mayor, tenemos seis trabajadores activos. En 2050, por cada persona mayor habrá sólo 2”, expresó. Según el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), una de cada cuatro personas será adulto mayor para 2050. En ese línea, resulta preocupante que, según la cuarta encuesta nacional de inclusión y exclusión social, realizada en 2015, 47% consideró que el país está “nada” capacitado para responder al cambio de su estructura de edades.

El investigador de Clapes aseguró que una de las problemáticas que surge en ese contexto es que el mercado laboral “cierra las puertas para ese segmento. Ahí tenemos un problema, que genera esta situación de retiro involuntario, porque sencillamente el mercado no los admite”. En el mismo sentido, el fundador de ServiSenior David Allendes, expresó que “la gente de esa edad empieza a quedar sin trabajo y le cuesta mucho volver a reinsertarse laboralmente”.

“En la actividad independiente es donde más vamos a ver a los adultos mayores en los próximos años, porque les acomoda bastante la flexibilidad”, afirmó Ruiz-Tagle.

Cómo abordarla

Respecto de la necesidad para generar medidas que fomenten la actividad laboral entre los AM, Bravo destacó que todavía hay temas que no se han abordado, como es el caso del proyecto de ley de “teletrabajo, que está durmiendo en el Congreso desde 2011. Ese es un factor bien relevante para el segmento del adulto mayor, porque esa ley lo que busca es regular el trabajo a distancia, el trabajo remoto”.

El experto subrayó, asimismo, que muchos ocupados de la tercera edad quieren trabajar, pero a “un ritmo que les acomode, con horarios flexibles, sin tener que cumplir con jornadas largas, y desde su propia casa”. Por lo tanto, recalcó que la flexibilidad debe ser una arista fundamental.

Etiquetas