Economía y Negocios

Proyecto de joven investigador de la UdeC resuelve problemas de la industria minera

Por: Diario Concepción | 04 de Febrero 2018
Fotografía: Cedida.

Además, desarrolló un emprendimiento basado en resultados de su actividad de investigación científica, con el que logró apalancar recursos Corfo.

Uno de los desafíos más transversales que enfrenta la actividad científica en nuestro país está relacionado con la denominada transferencia tecnológica que, en la práctica, consiste en cómo los nuevos conocimientos adquiridos o descubrimientos científicos que los investigadores obtienen en su labor de frontera, se traspasan a la resolución de problemáticas prácticas y concretas, en cualquier nivel de la vida de las personas.

Podríamos decir que éste es precisamente el caso de Camilo Mejías, ingeniero civil matemático de la Universidad de Concepción y actual estudiante del Programa de Doctorado en Ciencias Aplicadas con mención en Ingeniería Matemática de la misma universidad, con resultados que pueden ser aplicados a diversas actividades industriales, tales como la minería y la recuperación de recursos hídricos.

Para esto, Mejías ha colaborado con destacados investigadores del área como el director del mencionado doctorado, Raimund Bürger, además de Fernando Betancourt, investigador del Centro de Recursos Hídricos para la Agricultura y la Minería, CRHIAM, y Stefan Diehl de Lund University de Suecia, entre otros.

Esta experiencia –acumulada gracias a la actividad de investigación que ha desarrollado durante estos años al alero del Centro de Investigación en Ingeniería Matemática, CI²MA- despertó en Mejías la búsqueda de formas de aplicar los resultados en la vida real, ayudando a resolver problemas que enfrentan diversos procesos industriales.

Es por esto que, junto a Diego Maldonado –también ingeniero civil matemático UdeC- y a Rafael Contreras –ingeniero civil industrial de la Universidad del Biobío- formó la empresa Hibring Ingeniería, consultora que busca contribuir a conectar de manera más directa y fluida la labor científica que se desarrolla en las universidades y centros de investigación, con las necesidades reales que se detectan en las diversas actividades industriales y de servicio.

Un ejemplo claro de esta visión institucional es el proyecto RelaveSeco que, en términos simples, consiste en un software que permite monitorear, controlar y anticipar procesos que ocurren al interior de los espesadores que se usan en el ámbito de la actividad minera. “Lo que hacemos es desarrollar algoritmos matemáticos que solucionen problemas de la industria y este proyecto específico plantea la creación de un simulador de espesamiento continuo, una plataforma de simulación y control de un espesador, que son unos dispositivos utilizados en la industria minera para separar el cobre de la roca que se extrae. Este proceso requiere grandes cantidades de agua que luego es desechada para su evaporación, por lo que el mayor desafío es recuperar lo más eficientemente el elemento. Así, la plataforma contribuye a prevenir estos riesgos de derrame y el consecuente daño medioambiental, controlando el estado de los espesadores a través de una simulación con un monitoreo permanente, que emite reportes periódicos. Además, se puede proyectar cómo se va a estar comportando en el futuro, prediciendo las condiciones”.

En cuanto a la relación de este proyecto con sus estudios del doctorado, Mejías explica que “estamos aplicando la matemática que hemos desarrollado en el CI²MA, desde mi investigación de pregrado hasta ahora, en un problema que se detecta primero en la industria y que requiere una resolución”.

RelaveSeco se adjudicó recientemente fondos por un total de $25 millones provenientes del Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) del Comité de Desarrollo Productivo Regional, línea de financiamiento estatal que busca impulsar oportunidades de negocio detectadas en el territorio nacional, resolviendo un problema de mercado con una solución escalable y con valor agregado.

Etiquetas