Economía y Negocios

FNE critica a asesores previsionales y detecta que su trabajo lleva a tener peores pensiones

Por: Pulso | 12 de Enero 2018
Fotografía: Pulso

Trece años han pasado desde la creación del Sistema de Consultas y Ofertas de Montos de Pensión (Scomp), período en el que el mecanismo de oferta de pensiones se ha mantenido intacto y pese a que existe consenso en que ha sido un aporte al proceso de jubilación de las personas, ha mostrado falencias: cerca de un 85% de los pensionados no ha elegido la mejor pensión y son quienes han recibido la orientación de un agente o asesor previsional, al alero del Scomp.

En mayo de 2017 la Fiscalía Nacional Económica (FNE) informó que realizaría su primer estudio de mercado enfocado en el sistema para los pensionados por renta vitalicia, ya que habían observado “distorsiones significativas (…) que producen una disminución de los montos de pensiones”. Ocho meses después, el organismo dio a conocer el resultado preliminar del informe que estará para comentarios hasta el próximo 4 de febrero; este es el primer estudio de mercado que realiza la FNE luego de que la ley le otorgara tal facultad. Y las conclusiones van en la línea con la tesis original. Según detectaron, los asesores previsionales o agentes de venta de las compañías de seguro han mostrado ser un problema más que un aporte para los futuros pensionados. Lo anterior, ya que quienes eligen la renta vitalicia y no contratan asesoría, que equivalen a cerca del 15% de quienes acceden al Scomp, son los que finalmente reciben la mejor pensión, mientras que quienes sí pagan por una asesoría pueden ver afectado su saldo.

Según explicó la FNE, quienes pagan por la asesoría sacrifican en promedio un 2,4% de su dinero, lo que en el caso de las personas que tienen cerca de $50 millones acumulados en la AFP (saldo promedio) implica que dejan de recibir el equivalente a cuatro meses de pensión por renta vitalicia o $1 millón. El efecto, eso sí, puede llegar hasta un 4,8% del pozo acumulado para la pensión.

Además, a ello se le debe descontar otro millón de pesos más si se considera que el costo por la asesoría equivale al 2% del saldo acumulado.

“Hoy día las personas que están tomando la decisión de pensionarse están optando por pensiones peores que la mejor oferta que reciben, por tanto están dejando plata sobre la mesa”, destacó el subfiscal nacional, Mario Ybar, que estuvo a cargo del estudio.

Dado el análisis, la FNE propuso una serie de medidas para subsanar tal situación que incluyen desde simplificar el sistema, cambiar la forma en que se presenta la información y reducir los espacios para la intermediación por parte de agentes que tienen conflictos evidentes de interés. Además, recomendó que se informe al usuario que el trámite puede ser realizado sin intermediarios y que, además, se rebaje el tope permitido para cobrar como comisión. Según precisó el regulador, en 2016 la intermediación costo US$43 millones a quienes se pensionaron ese año.

“Si uno proyecta esto en 10 años, entiende que la adopción de este tipo de medidas permitirá que las personas puedan tomar mejores decisiones. En concreto, las pensiones de las personas que optan por renta vitalicia podrían subir entre un 2,4% y un 4,8%. Si uno proyecta esto en 10 años, se podría inyectar al sistema de pensiones chileno US$1,3 billones”, añadió Ybar.

Dudas con la clasificación

Otro factor que analizó la FNE es el efecto que puede tener la clasificación de riesgo de una aseguradora al momento de elegir la pensión. Esto, ya que el 70% de las personas sacrifica dinero de su pensión por una mejor clasificación, antecedente que es utilizado por la industria para justificar cuando una ofrecen menos dinero.

Para la FNE ese “premio por clasificación” no es real. Primero, porque la clasificación mínima permitida para que las aseguradoras oferten en el Scomp es la que el Estado determina como suficiente y además, existe un seguro estatal en caso de que la compañía quiebre que cubre la pensión mínima y hasta el 75% del exceso por sobre la pensión mínima, con un tope mensual de UF45.

De todas formas, la Fiscalía puso en una ecuación un efecto estimado dada la clasificación y el monto ofrecido por cada compañía. Y precisan que no se justifica disminuir el saldo mensual en favor de la mayor clasificación. Por esto, considerando que hoy el certificado de ofertas de Scomp incluye la pensión mensual en UF y la clasificación de riesgo de las compañías, la Fiscalía sugiere que ambos factores se cambien.

Primero, que el monto ofertado se entregue en pesos, considerando el valor de la UF al día de la propuesta, y la eliminación de la clasificación de riesgo, ya que no aporta a tomar una decisión racional.

Con todo, el presidente de la Asociación de Aseguradoras, José Manuel Camposano, descartó referirse al rol de los intermediarios, pero comentó que “aportaremos antecedentes técnicos que a nuestro juicio muestran que para las personas hay otras variables que influyen en la decisión, más allá del precio, y revisaremos todas las hipótesis de este borrador, en particular en cuanto a clasificación de riesgo y a la protección de los intereses de los afiliados”.

Etiquetas