Economía y Negocios

Nos comprometemos con empresas responsables

Por: Equipo Economía y Negocios | 04 de Enero 2018
Fotografía: CAP

Por: Pedro Ramírez Glade
Gerente Cidere Bío Bío

La responsabilidad con el entorno y los grupos de interés de una empresa está muy lejos de tratarse de un tema de marketing o de su área de comunicaciones. Es y debe ser una convicción cultural de toda la compañía, que se visualice primero en su círculo más cercano, con sus trabajadores y familias, con sus proveedores y vecinos; pero sobre todo que refleje una forma responsable de trabajar, en la que ejecutivos y empleados piensan en el beneficio de la comunidad, el menor impacto al medio ambiente.

Nuestra corporación ha sido visionaria en este aspecto y es así que la responsabilidad social es uno de los ejes estructurantes de nuestro trabajo hace varias décadas y hace 12 años estamos destacando a las organizaciones que cumplen de mejor manera esta función. Esta tarea de nominar a las empresas más responsables socialmente ha sido siempre dificultosa, sin embargo, año a año vamos mejorando nuestro desempeño para dilucidar quiénes son los merecedores de nuestro galardón.

El premio Responsabilidad Social Cidere BíoBío 2017 quedó en manos de CAP Acero en Concepción, compañía que ha mostrado en sus 65 años de historia una preocupación especial por sus vecinos, por dejar una huella en el arte y el deporte regional. Pero lo que realmente convenció al jurado del premio -compuesto por el rector de la Universidad de Concepción, el presidente de la Cpcc, el presidente de la CUT, el líder de Levantemos Chile, el presidente de Cidere Bío Bío, un representante del intendente regional y los presidentes de nuestras mesas de responsabilidad social Concepción y Cordillera- fue la férrea defensa que hicieran los sindicatos y trabajadores del funcionamiento de la compañía, cuando enfrentaron dificultades y contingencias que pusieron en riesgo su viabilidad como planta acerera. Para nosotros los otros dos finalistas, Universidad del Biobio y Masisa, también eran justos merecedores del premio y mostraban acciones realmente potentes para adjudicarse el galardón.

En el caso de nuestra mesa Cordillera, el ganador del premio fue Orafti Chile, quien consiguió el reconocimiento por el fuerte desarrollo de su entorno que observó el jurado del premio en el informe entregado por Cidere.

Esta mesa además entregó un reconocimiento especial a la Pyme Responsable, que quedó en manos de Restorán Nilwen de Quilaco, por el enorme compromiso que esta emprendedora muestra con su entorno, al desarrollar a sus proveedores y trabajar en conjunto con ellos para mejorar su oferta gastronómica.

El trabajo de este año nos dejó un ranking de 21 empresas postulantes, quienes nos aportaron valiosa información sobre la que pretendemos trabajar durante el año que se aproxima, las invitaremos a trabajar para elaborar un catastro regional que nos permita recoger las mejores prácticas y trabajar sobre las brechas o tareas pendientes de la industria regional.

Creemos que esta es la vía para mejorar nuestra competitividad como regiones de Bío Bío y Ñuble, que podemos ser más productivos si hacemos las cosas bien y si pensamos en los demás al desarrollar nuestras actividades del día a día.

Etiquetas