Economía y Negocios

Aumento de empleo público alcanza récord con casi un millón de trabajadores

Por: Pulso | 01 de Diciembre 2017
Fotografía: Pulso

La tasa de desocupación total para el trimestre agosto-octubre alcanzó el 6,7% registrando una nula variación respecto al trimestre anterior pero en doce meses creció 0,3%. De los 156 mil empleos creados, el 70% corresponde a funcionarios del Estado.

Si bien la tasa de desocupación se mantuvo estable al anotar una variación de 6,7% en el trimestre agosto-septiembre-octubre frente al trimestre anterior, en términos anuales creció 0,3 puntos porcentuales, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Sin embargo, al mirar el detalle, esta serena realidad que muestran los números comienza a cambiar.

Así al mirar la composición del empleo con lupa, se puede observar que el empleo por cuenta propia volvió a subir (4,8%), mientras que el asalariado avanzó apenas 0,8%. Pero más allá de este clásico análisis, una segunda derivada muestra que el mayor peso de la creación de puestos de trabajo, se lo está llevando un factor que se viene repitiendo desde hace varios meses: el empleo asalariado público. De los 156 mil empleos creados, el 70% corresponde al sector público, es decir, 7 de cada 10 empleos provienen del Estado. Este tipo de empleo alcanzó una cifra récord de 110 mil nuevas plazas laborales. Esta es la mayor cifra desde que se realiza la Encuesta Nacional del Empleo y los trabajos asalariados públicos se acercan al millón de empleos. En términos del peso de este sector sobre el total de los empleos alcanzó el 11,9%, el mayor porcentaje desde que existe registro (2010). La realidad del sector privada es totalmente distinta, ya que en el en el mismo período se destruyeron 64. 394.

En este escenario, Juan Bravo, investigador de Clapes UC indicó que el crecimiento del empleo público está siendo una tendencia. A su juicio, si el sector público no estuviera compensando la caída del empleo privado, la tasa sería mucho mayor. “El sector público está conteniendo la falta de oportunidades del empleo del sector privado”, acotó.

De todas formas, precisó que en el corto plazo puede ayudar a suavizar la situación de desempleo, pero el problema radica en que “estamos en un contexto de estrechez fiscal para la próxima administración”.

Así explicó que el ritmo de crecimiento de los trabajos públicos, pone una alerta, puesto que genera presión en el gasto público. “Es una cuenta que vamos a tener que pagar, tarde o temprano”, sentenció.

Misma visión entregó Cecilia Cifuentes, académica de la Universidad de los Andes, quien subrayó que esta tendencia es insostenible. “Son empleos que se están pagando con deuda pública y por lo tanto, no es posible sostener aumentos de ocupación basado en deuda pública y esa situación se va a tener que revertir”, estimó.

Asimismo, desde Itaú indicaron que los datos “revelan una situación preocupante”, confirmando la fragilidad del mercado laboral. Así estimaron que esto podría limitar la recuperación del sector del consumo.

Por esta razón proyectaron que la tasa de desempleo se ubicará en 6,7% este año, superando el registro de 6,5% del año pasado.

Cristóbal Gamboni, economista de BBVA, sostuvo que “la creación de empleos públicos se ha correlacionado con el aumento del gasto del gobierno central”.

En ese sentido, indicó que para cumplir con las proyecciones de Hacienda, el gasto público “se va a desacelerar en la última parte del año, por lo que la creación de empleo público asalariados también debería moderar su crecimiento”.

Por otra parte, BBVA indicó que aquellos sectores más vinculados con el ciclo económico, como comercio, manufactura, transporte, construcción e incluso minería, están destruyendo empleos asalariados, por lo que “esto va más allá de un dato puntual y parece ser un nuevo ciclo de destrucción de empleo asalariado”. Esto porque estos sectores “llevan dos o tres meses con esta tendencia, lo que no ha sido compensado con creación de empleo por cuenta propia”, precisó la entidad bancaria.
La cifra trimestral

De acuerdo al INE, el crecimiento anual de la tasa de desocupación se debió al incremento de 1,9% de los ocupados, menor al alza de 2,3% presentada por la fuerza de trabajo, mientras que la expansión de 7,5% de los desocupados provocó una mayor presión en el mercado laboral. En tanto, las tasas de participación y ocupación, aumentaron 0,3 pp. y 0,1 pp. alcanzando 59,7% y 55,7%, respectivamente. Los sectores que más crecieron fueron enseñanza (7,7%), administración pública (10,4%) y actividades de salud (10,5%). Las disminuciones, por su parte, se produjeron en industria manufacturera (-3,7%), construcción (-3,1%) y minería (-8,0%).

Etiquetas