Economía y Negocios

Las réplicas comerciales de la eliminación de Chile del Mundial

Por: Pulso | 12 de Octubre 2017
Fotografía: Agencia UNO

No sólo los hinchas están desolados por la ausencia de la Roja en Rusia, los auspiciadores también sienten los efectos. De hecho, los canales de televisión ya se preparan para un Mundial sin Chile, mientras se prevé una baja de 50% en la venta de paquetes turísticos y una merma en camisetas.

Fue un día difícil para los chilenos. La eliminación de la Roja del Mundial revivió la desazón que antaño rondaba al mundo del fútbol local. La “generación dorada” como en algún momento se le catalogó, ahora daba paso a un grupo de jugadores con necesidad de renovación. Lejos quedaban los triunfos. Hoy la amargura se apoderaba del país, y no sólo de los hinchas, las marcas, los canales, el turismo y todo lo que en algún momento se vistió de rojo se tiñó de oscuro. Es que los balances optimistas de hace algunos meses, quedaron de lado. Y así lo dejan claro todos quienes rodean este evento. Los primeros impactados: los canales de televisión. Es que mientras algunos tienen los derechos para transmitir el Mundial al cual no iremos -Mega, Canal 13 y TVN-, Chilevisión ya hizo sus apuesta por Qatar. Hoy, ninguno está contento.

“El rating de todos los canales se verá afectado, habrá menor rating del mundial y eso es transversal a todo canal chileno”, subrayan fuentes al interior de Mega. Añaden, sin embargo, que las clasificatorias ya fueron un éxito, logrando siete marcas auspiciadoras. Y que más allá de la eliminación, el no ir al Mundial les ahorrará costos de transmisión, asociados a mandar a un gran equipo, etc. “Si bien habrá menos ingresos, también habrá menos costos y, de esta manera, no se verá afectado el resultado económico de Mega”, subrayan.

En Canal 13 ya se preparan. “Evidentemente un Mundial sin la Selección chilena es un escenario distinto al que queríamos. Este nuevo contexto influirá en nuestro diseño de la cobertura para Rusia 2018, que de todos modos mantendrá el sello de Deportes 13”, puntualizan en la estación. Subrayan, eso sí, que seguirán con el propósito de hacer una transmisión del Mundial del mejor nivel.

Más allá de lo anterior, las cifras en rating dan cuenta de un impacto marginal. Según altas fuentes del sector, el rating del último mundial al que Chile no fue -Alemania 2006- promedió 22 puntos, lo que se compara con Sudáfrica 2010 -con Chile-, donde se obtuvieron 22,1 unidades. Para Brasil 2014, el promedio alcanzó los 24,7, por lo que la diferencia -con la Roja o sin ella- no parece ser tan amplia. Dado ello, en el sector aseguran que el principal afectado sería Chilevisión. La estación se adjudicó el 31 de julio los derechos para transmitir las clasificatorias para el Mundial de Qatar 2022. Si bien ese día se celebró, hoy los ánimos parecen no estar tan arriba. Es que al parecer los auspicios se negocian con bastante antelación, y sería complejo vender ahora un proyecto selección.

Desde Chilevisión, sin embargo, dicen estar con la mirada puesta en 2022, “mundial al que creemos que Chile va a llegar de todas maneras. Será nuestra revancha como país. Como canal, vamos a contribuir a ese objetivo colectivo”. Añaden que: “Nuestra épica va a ser la convicción de que seremos exitosos en ese proceso”.

Los canales, sin embargo, no son los únicos impactados.

Efecto transversal

El gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever, es claro: el no ir al Mundial “afectará el consumo de las categorías más activas para eventos de esta importancia: pantallas de TV, smartphones, alimentos y bebidas, indumentaria deportiva, consumo de medios, paquetes turísticos, etc.”. Es que la repercusión de la eliminación es transversal. De hecho, Lever precisa que si bien habrá un efecto mundial positivo en ciertos artículos, estos no tendrán la intensidad que tendrían de estar presente Chile. “Los inventarios programados en las categorías ‘mundialeras’ probablemente se ajustarán a este escenario”, subrayó. De hecho, desde el retail puntualizan justamente que las órdenes de compra aún no se concretaban. “No habrá efectos debido a que no hay órdenes cerradas y todavía no se concretan los pedidos”, dicen desde Cencosud.

Más allá de ello, sí habrían marcas puntuales impactadas. Tal es el caso de Nike que en 2015 cerró un contrato por US$7 millones anuales para vestir a la Selección durante ocho años: hasta 2023, un monto bastante superior a los cerca de US$3 millones que pagaba Puma, el anterior sponsor. Ahora, con Chile fuera de Rusia, el auge por indumentaria deportiva -dicen en el sector- disminuirá, impactándolos directamente. De hecho, la camiseta para Rusia 2018 ya habría estado diseñada, boceto que quedaría en el congelador.

Pero los hinchas no sólo no estarán dispuestos a comprar la camiseta, tampoco se tomarán un avión para cruzar el mundo siguiendo a la Roja. MundoTour había creado programas concretos para acompañar a la Selección. Sin embargo, hoy las proyecciones están mermadas. “Esperábamos vender dos mil paquetes, ahora proyectamos vender cerca de mil, un 50% menos”, sostiene el gerente general de MundoTour, Raimundo Achondo. Las transacciones estarían concentradas entre distintas empresas nacionales, que viajarán pese a que no juegue la selección chilena, puntualiza. Más allá de ello, enfatiza que aún no se ha concretado ninguna venta, ya que ni la gente compra antes del partido, ni tampoco ellos han adquirido aún los pack de cortesía, están sólo cotizados.

En ese escenario, la Asociación Nacional de Fútbol parece ser la única que se salva. La ANFP no tiene ningún contrato indexado a la clasificación. Sostienen de hecho que todos los contratos fueron firmados con anterioridad, por lo cual el no aterrizaje en Rusia no les impacta directamente, estando todos los ingresos ya asegurados.

Ahora, sin embargo, resta esperar, para ver si la pasión mundialera trascenderá a la participación de Chile en Rusia 2018, dándole un nuevo impulso al consumo.

Etiquetas