Economía y Negocios

Productividad laboral: un trabajador dependiente genera $23 millones al año

Por: Javier Ochoa | 08 de Octubre 2017
Fotografía: Diario Concepción

En términos de la productividad laboral promedio por empresa, un trabajador dependiente genera anualmente en Chile alrededor de 23,2 millones de pesos.

Ahora bien, en particular, un trabajador del sector suministro de electricidad gas y agua (EGA) genera aproximadamente 215 millones de pesos al año, y en el otro extremo, un trabajador del sector actividades de alojamiento y servicios de comidas no supera los 12,8 millones de pesos al año.

Lo anterior forma parte del estudio del Ministerio de Economía sobre productividad laboral sectorial y por tamaño de empresa de agosto de 2017.

Entre otros resultados destaca que:

> El 18% del valor agregado de la economía fue generado por el sector industria manufacturera. En conjunto con comercio (17,8%) y actividades financieras y de seguros (14,3%) agruparon más de la mitad del valor agregado de la economía.

> La generación de valor agregado por parte de las grandes empresas fue 28 veces mayor a lo generado por las microempresas. Asimismo, las grandes empresas generan casi el triple (2,8 veces) de valor agregado que las mipyme en su conjunto.

“Esto implica que el 74% del valor agregado nacional es producido por poco más del 1% de las empresas (las empresas grandes –que venden sobre 100 mil UF anuales– representan alrededor del 1% del número total de empresas)”, planteó el académico de Ingeniería Comercial de la USS, Javier Irarrázaval.

> La productividad es mayor, en promedio, en las empresas de mayor tamaño, siendo las grandes empresas (86,5 millones de pesos por trabajador al año) casi 6 veces más productivas que las microempresas (15 millones de pesos por trabajador al año).

> Las empresas grandes de la Ocde son 1,4 veces más productivas que las empresas grandes en Chile, esta brecha se acorta con las microempresas (1 vez), pero crece a medida que incrementan su tamaño, diferenciándose 1,4 y 1,5 veces con las empresas pequeñas y medianas, respectivamente.

“Es interesante, según el gráfico 2, que la mayor brecha de productividad entre Chile y el promedio de la Ocde no está en las microempresas, como uno podría creer a priori, sino en las pequeñas, medianas, y sobre todo en las grandes. Eso debiera hacer repensar ciertas políticas públicas hacia aumentar la productividad de empresas pequeñas, medianas y grandes, en vez de enfocarse en las micro. Quizás se debe a que en las microempresas se tiene un mayor grado de control sobre los empleados, y la pasión y compromiso del dueño pasa a tener un peso importante, que se difumina en las grandes empresas”, estimó.

Análisis de la Cpcc

El gerente general de la Cpcc, Ronald Ruf, estimó que los resultados entregados en este informe constatan que más allá de la productividad promedio país, cada actividad económica tiene una realidad diferente. Algunas son más intensivas en mano de obra que otras, recordó, y eso hace diferencias en sus niveles de productividad, entre otras variables. En este sentido, las empresas de menor tamaño también presentan una realidad diferente a las grandes, constató Ruf.

“Diagnóstico que, sumado a los estudios que realiza la CNP, como el de Sistemas de Formación y Competencias para el Trabajo, y esfuerzos del sector privado como la agenda ‘Más Simple = Mejor’, que insta a disminuir tramitología innecesaria; permiten conocer dónde deberían realizarse mayores esfuerzos públicos y privados para mejorar la productividad en Chile, la que aún se encuentra lejos de la alcanzada por los países de la Ocde”.

Etiquetas