Economía y Negocios

Conadi Bío Bío ha invertido $66 mil millones en terrenos para el pueblo mapuche

Por: Felipe Placencia | 23 de Septiembre 2017
Fotografía: Agencia UNO

Según el director regional, Carlos Carvajal, esta importante inversión estatal va en beneficio de las comunidades a las que se apoya igualmente en el desarrollo silvoagropecuario y en iniciativas de turismo.

La Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, Conadi, ha invertido en la Región del Bío Bío más de $66 mil millones en compras de tierras desde que comenzó la entidad estatal en los albores de los noventa.

Así lo informó a Diario Concepción su director regional, Carlos Carvajal, ante un tema que es clave para las comunidades mapuches. “Las cifras son evidentes, para la Conadi es en este periodo donde mayor inversión se ha realizado y mayor cantidad de tierra se han entregado a las comunidades. En ese sentido es un verdadero orgullo. Está en la voluntad de la presidenta avanzar en materia de restitución territorial”.

A través de la modalidad de recuperación de tierras en conflicto (20 B) el Estado ha desembolsado $44 mil 192 millones.

“Todas las comunidades tienen una gran cantidad de socios. Sólo en este periodo llevamos $24 mil millones. Casi la mitad de lo invertido en el histórico”, afirmó Carvajal.

Mientras que por el concepto de “subsidios de tierras” (20 A) se han   gastado más de $22 mil millones desde los inicios.

 

Visiones encontradas

Para el director de la Conadi Bío Bío, Carlos Carvajal, las acciones del Estado son valorables y que tienen alta aceptación, pese a las críticas que puedan salir al paso.

“Las comunidades lo valoran, pero también hay otras que no están de acuerdo, buscan por otras vías”, aseveró la autoridad de Gobierno.

Es por ello que los trabajos que se realizan con las agrupaciones son  primordiales para avanzar en el papeleo, en las compras y posterior entrega.

“Estamos con las comunidades que están abiertas al diálogo y que quieren trabajar con el Estado. Hemos  realizado un trabajo de organización con mesas territoriales, en que las mismas comunidades podemos avanzar más rápido, reuniendo todos los antecedentes requeridos por la ley”, puntualizó Carvajal.

Desde la otra vereda, desde los dueños de predios que deben negociar con la Conadi hay algunas críticas.

 “La Conadi es un misterio. Hay gente que sí le ha querido vender y no ha comprado y otra gente que no quiere  y dicen a las comunidades que sí, generando un conflicto con las expectativas”, opinó Solange Etchepare de  la comuna de Cañete.

“Nosotros queríamos vender uno que están en el lago Lleu Lleu, pero lo tenemos uno tomado por una forestal y no tenemos cómo meternos ahí para sacar a la forestal. Por un lado, no tenemos como pelear contra la empresa y por  si la Conadi no nos aporta antecedentes, no tenemos como concretar alguna venta. Ahí uno tiene que entrar con abogado propio, hacer una demanda”.

Añadió que en la familia enfrentaron otra situación compleja. “En el caso de mi mamá en el lago Lanalhue, dijo que no quería vender, pero  la Conadi y la Gobernación le dijeron a las comunidades que sí. Nos tiraron un tremendo problema encima. Ella no ha vendido, porque finalmente en el estudio  arrojó que ancestralmente no tenían derechos. No pueden obligar.

De hecho, no saben si el incendio que consumió el terreno de la familia en el sector durante el 2015 se debió a esto.

“Fueron 13 focos entre los dueños de Forestal Mininco y nosotros, ya que colindamos. Finalmente, no se logró determinar si era intencional en nuestro lado o desde el otro. Pero bueno, se quemó todo el campo: las bodegas, las plantaciones, el tendido eléctrico, las redes de agua. No corre ningún seguro”, lamentó Etchepare.

Apoyo posterior

Pese a las diferentes visiones, para la Conadi los resultados son positivos.

El director regional destacó que  la intervención sólo se queda en la adquisición y posterior entrega.  También se debe velar por el correcto uso del beneficio.

“Porque hay casos en que las compras de tierras no son utilizadas  como corresponde dentro de la lógica occidental o del mundo huinca”, precisó Carvajal.

Es por ello que se apoya a los beneficiarios para fomentar el rubro silvoagropecuario y turístico.

“Son para que puedan hacer los suelos productivos”, resaltó  la autoridad desde Cañete, Provincia de Arauco, sobre las herramientas que no solo se quedan en lo material, sino que también  en el patrimonio a través de programas especiales para fomentar la Cultura y  la Educación.

El proceso

Ser parte de los beneficios que entrega la Conadi requiere de ciertos requisitos.

Por ejemplo, en el “20 B”, que es el ítem en el cual más se ha financiado compras, Carvajal indicó que “depende de las demandas que han establecido las comunidades y de los territorios que han fijado y que efectivamente se pueden adquirir. No es para todos los territorios, por que se tiene que acreditar la pérdida territorial”.

En el caso del “20 A”, de subsidio territorial, este se puede solicitar en cualquier parte del país, ya que no es sólo para las comunidades mapuches, sino que también para otras etnias.

“En este subsidio se pide pertenencia a un grupo étnico y  tener más de 18 años”, acotó Carvajal. Finalizó diciendo que ambas modalidades son un “gran aporte del Estado”.

Etiquetas