Economía y negocios

Blumar reportó ganancias en el primer trimestre pese a la crisis del salmón

Totalizaron US$ 88,4 millones en ingresos operacionales consolidados, siendo un 5% más respecto al mismo periodo del año 2015. Sobre voces que indican que la industria tuvo culpa de la marea roja, dijo que es buscar un "culpable que no existe".

Por: Diario Concepción | 06 de Julio 2016
Fotografía: imagenPrincipal-4856.jpg

Totalizaron US$ 88,4 millones en ingresos operacionales consolidados, siendo un 5% más respecto al mismo periodo del año 2015. Sobre voces que indican que la industria tuvo culpa de la marea roja, dijo que es buscar un "culpable que no existe".

Felipe Placencia Soto
felipe.placencia@diarioconcepcion.cl

Gerardo Balbontín Fox es el Gerente General de Blumar, empresa que hace unas semanas reveló los resultados del primer trimestre del 2016. En total son US$ 88,4 millones en ingresos operacionales consolidados, lo que representó un aumento de 5% respecto al mismo período 2015. Los motivos son mayores ventas del segmento acuícola en 16%, observándose a partir de enero de 2016 un alza sostenida en los precios de venta con un crecimiento favorecido en la última quincena de marzo como consecuencia del bloom de algas. Sin embargo, el segmento pesca reportó menores ventas en 14% comparado al año pasado producto del menor volumen vendido de harina y aceite de pescado en conjunto con un fuerte ajuste en el precio. No obstante, la extracción del jurel experimentó buenos índices, implicando mayores inventarios congelados disponibles para el segundo trimestre.

– ¿Cómo se explica este resultado positivo considerando que la industria perdió enormes cantidades de biomasa?

– Si bien el bloom de algas provocó la pérdida del ciento por ciento de los peces del centro de cultivo Caicura de Blumar, ubicado en el seno de Reloncaví (Región de Los Lagos), la compañía cuenta con una póliza de riesgos nominados para todos sus centros en el mar, cuya cobertura protege frente a eventos de la naturaleza. Ello permitió que nuestras pérdidas prácticamente fueran cubiertas por estos seguros. De allí que nuestra situación es distinta a la de otras compañías salmoneras que no registraron pérdidas muy mayores a las de Blumar o no contaban con seguros para sus centros de cultivo. Eso hizo que en general la industria informara mayoritariamente resultados negativos en este último trimestre. Los de Blumar, en cambio, fueron levemente positivos. Los resultados obtenidos por esta compañía al primer trimestre de este año incluyen el alza que tuvo el precio de venta en marzo último, producto del bloom de algas y se explican porque con ese precio se valoriza toda la biomasa que una empresa tiene "en el agua", con lo cual se produce un efecto adelantado de las utilidades.

– ¿Algún plan en particular?, ¿Alguna estrategia?

– Con respecto al bloom de algas, Blumar tiene equipos de mitigación para enfrentar este tipo de contingencias naturales y seguros con coberturas para dichos riesgos. Así también, hay que tener en cuenta que la empresa sólo contaba con un centro de engorda en Los Lagos (Caicura), que fue la Región más afectada por el bloom de algas. Los otros diez centros de la compañía, con un total de 9 millones de peces, están ubicados en la Región de Aysén.

– ¿El conflicto ocurrido en Chiloé tendrá consecuencias en la empresa?

– No solamente para Blumar, sino que para Chile entero, pues a raíz de este conflicto se vio afectada la imagen del país y la reputación de la industria salmonera como proveedor confiable. Blumar pudo cumplir parcialmente con algunos envíos al exterior, pero en general, Chile prácticamente estuvo dos semanas sin proveer de salmón fresco al mercado americano, que se abastece todos los días de pescado fresco enviado desde nuestro país. Este tipo de pérdida es incuantificable para la industria y, lamentablemente, es una situación que se viene repitiendo desde el año pasado, cuando hubo al menos tres situaciones de manifestaciones ciudadanas, sindicales o gremiales que, como efecto secundario, afectaron la actividad de nuestra industria. 

– Sin embargo, en lo que refiere a pesca reportó menores ventas en 14% comparado con el mismo trimestre del año anterior, producto de menor volumen vendido de harina y aceite de pescado y un fuerte ajuste en el precio. ¿A qué se debe? 

– Principalmente, a una importante baja en las capturas de sardina y anchoveta en la Región del Bío Bío, razón por la cual hemos producido una menor cantidad de harina y de aceite de pescado y, también, a una baja considerable en los precios de venta. La harina de pescado, por ejemplo, ha bajado un 15% respecto del año pasado, principalmente por efectos de mercado. 

– Hay parlamentarios que buscan que se legisle la industria salmonera, aludiendo a que las empresas son en parte responsables por el bloom de algas y que el Estado ha gastado enormes recursos en proteger un sector productivo cuestionado hoy por la sociedad y sus consecuencias ambientales. ¿Qué opina de ello?

– Antes hay que separar dos cosas. El bloom de algas obedece a fenómenos oceanográficos y ambientales que se han registrado a nivel mundial, por lo que adjudicar la responsabilidad a la industria salmonera por la aparición de marea roja es solamente tratar de buscar a un culpable que no existe. Y ello va a quedar demostrado en todos los estudios que se están haciendo en este momento. Lo segundo es que la industria sí está de acuerdo con que exista un cambio regulatorio al modelo de producción, básicamente, para hacer más predecible y más controlable el crecimiento y el desarrollo de la acuicultura. La industria salmonera está consciente que requiere una regulación que permita el crecimiento sustentable de la industria, esto es, que pueda acotar el crecimiento de acuerdo con sus condiciones productivas. 

Hoy los derechos de producción entregados son muchísimos mayores que la capacidad de carga de los cuerpos de agua. Por eso postulamos que el crecimiento no debe estar basado en los derechos de producción, sino que esté controlado según los resultados biológicos.

Etiquetas