Deportes

Edógimo y Jairo frente a frente: después de bengalas y puñaladas

Presidente de Naval asegura que no son responsables de lo ocurrido fuera del estadio, mientras timonel de Lota cuenta que sí hubo jugadores agredidos en cancha y un hincha con el pulmón perforado aún está siendo estabilizado.

Por: Paulo Inostroza 08 de Julio 2024
Fotografía: Raphael Sierra

El clásico no ha terminado. En la cancha un partidazo entre Naval y Lota Schwager que cerró 2-2, pero en las gradas y fuera del estadio hubo bengalas, golpes, piedras de un lado a otro y apuñalados fuera de El Morro. Desde la vereda minera acusan que hubo serios errores por parte del club organizador, mientras los choreros se defienden argumentando que no pueden responder por lo ocurrido fuera del estadio. Esta es la voz de sus presidentes.

El timonel lotino, Jairo Castro, aseguró que “esto se pudo prevenir porque había antecedentes y una rivalidad importante. Nosotros manifestamos nuestra preocupación antes y no se nos escuchó. Estos partidos no pueden jugarse con público visitante. Nosotros lo hacemos así contra Malleco, será así en la vuelta con Naval. ¿No sé en qué momento se les ocurrió hacer eso? Se privilegió que entraran más recursos y todo esto pasa por ganar un millón de pesos más”.

El ex portero advirtió que “había 12 guardias para 3 mil personas, 7 eran mujeres, y 2 carabineros. No había contingente adecuado ni con la expertiz necesaria. Repudiamos a los hinchas de Lota que lanzaron bengalas, pero… ¿En qué momento se resguardó que eso no pasara? Había alcohol, bengalas, cuchillos. Sabemos que en el amateur no corresponde Estadio Seguro, pero como dirigentes podemos pasar un oficio a la Gobernación como evento masivo. No se hizo”.

Castro justamente se dirigía al hospital y comentó que “el padre de Darwin Manríquez sufrió 7 puñaladas, fue derivado a Hospital Higueras y luego al Regional de Concepción. Está estable, pero aún más grave quedó el primo de Felipe Arratia, que es un chico de 13 años y fue apuñalado por la espalda. Está en la UCI porque le perforaron un pulmón y todavía lo están estabilizando. Entendamos la gravedad”.

Visiblemente molesto, contó que “no todo fue fuera del estadio. Terminado el partido no pudimos salir, pero sí dejaron ingresar 5 o 6 hinchas a la cancha, a retirar lienzos. Ahí Gianfranco Hernández recibió un golpe de puños y Johan Munives un botellazo. No me digan que dentro no pasó nada”.

Por último, apuntó quer “haremos las denuncias necesarias y buscaremos las acciones reglamentarias que correspondan a la Tercera División. Lo primero aquí es la salud de los afectados e identificar a los delincuentes, pero el organizador no estuvo a la altura y debe responder”.

La defensa chorera

Desde el lado navalino, Edógimo Venegas, respondió que “aquí todos quieren salvarse, pero a mí me interesa lo que diga Anfa y no tenemos miedo a ningún castigo. En cancha todo terminó correctamente, había gente Anfa mirando el partido por streaming, y lo que pasa fuera de El Morro ya es cosa de delincuentes. Generalmente tenemos 4 guardias, ahora había 12. Carabineros fue informado y timbró el oficio autorizando el partido, pero acá no cabe Estadio Seguro… Somos fútbol amateur, como cuando se juega un Gold Cross con San Vicente”.

¿Y cómo pasaron bengalas y cuchillos? El ex zaguero manifestó que “Naval le abre las puertas a todos, no podemos prohibir ingreso a otros hinchas. No podemos dejar que el fútbol llegue a eso, pero sí hay quienes llegan pasados a trago, meten cosas por arriba de las murallas… Como los delincuentes que pasan celulares a la cárcel. Así son. Jairo dice que tenemos la culpa, pero no estamos con los delicuentes, yo quiero que los identifiquen. He hablado hartas veces con los hinchas a la cara, pero después con trago se hacen los valientes”.

Venegas añadió que “Lota pasó bengalas al estadio y eso está prohibido. Le abrimos las puertas de nuestra casa para que 15 o 20 vengan a hacerla tira. Los dos clubes hemos tenido problemas por culpa de estas personas, que no son todos, y ellos lo saben. Salen del estadio y no podemos irlos a dejar a sus casas por lo que puedan hacer”.

Los choreros deben preparar el encuentro de este fin de semana en Talcahuano, contra Paillaco. “Anfa se reunirá ahora para ver qué pasa, pero el presidente dijo desde que llegó que los clubes no serán perjudicados por lo que hacen sus hinchas. Repito que son delincuentes, no son Naval. Todo eso, que fue lamentable, pasó fuera de la cancha y nos vamos a defender. Las imágenes y testigos están”, señaló.

Etiquetas