Deportes

Universiadas de Nápoles: los nombres locales en la gran cita del deporte universitario

Región tuvo representantes en vóleibol masculino, tenis de mesa y atletismo, en el evento que finalizó ayer en Italia. Más allá de los resultados, la mayoría destacó lo importante de la vivencia, tanto por el exigente nivel competitivo como por la experiencia de estar en un torneo de esta envergadura.

Por: Ricardo Cárcamo | 15 de Julio 2019
Fotografía: Fenaude

Cada temporada, es la cita más relevante del deporte universitario a nivel mundial. Y en esta oportunidad, Nápoles recibió la edición número 30 de las Universiadas, que contó con cerca de ocho mil atletas en 18 disciplinas.

Entre ellos, también hubo protagonismo local. La delegación regional más numerosa estuvo en el vóleibol, que contó con Joaquín León, Benjamín Ruiz (UdeC), Cristopher Baeza, Sebastián Soto (Ucsc) y Gianluca Borelli (Udla), además del ayudante técnico Julio Orellana (Ucsc). También dijeron presente Rafael Muñoz (Virginio Gómez) en atletismo y Diego Finschi (Unab) en tenis de mesa.

En el vóleibol, Chile jugó en el Grupo A, junto a República Checa, Hong Kong, Ucrania y China Taipei. Ganó uno de los tres duelos, a Hong Kong, y tras esta fase quedó en la zona que peleó por los puestos 9 a 16. Allí, primero perdió con Brasil en cuatro sets, y luego superó en el mismo número de parciales a Estados Unidos, ganando el derecho de disputar el duelo por los lugares 13 y 14. Su rival en esa instancia fue nuevamente Ucrania, cayendo 0-3 y finalizando en el lugar 14.

“Ha sido una experiencia increíble. Poder convivir con diferentes personas, culturas, es fantástico. Desde el punto de vista deportivo muy buena, ya que la competencia fue durísima, con deportistas que son referentes en sus países”, dijo Joaquín León.

De la competencia, señaló que “es difícil jugar a un nivel tan alto. Te presionan mucho y mantener una constancia en tu juego es complicado. Personalmente, en ciertos pasajes estuve incómodo. Siento que esta experiencia me servirá para seguir creciendo, pues siempre es bueno enfrentar a equipos mejores, que te meten presión, que no te dejan jugar. Así, vamos viendo que nos falta y que se tiene que trabajar en el futuro”.

Sebastián Soto entregó una visión similar, y comentó que “la experiencia es impagable, representar al país en un evento tan grande es un sueño. Cultura, forma de juego y amistades se logran conocer y enfrentar en este tipo de campeonato. Es mucho mejor aún si se está viviendo por segunda vez consecutiva, como es mi caso, pues participé en Taipei en 2017. Me he sentido bastante cómodo, el equipo es muy cercano, la gran mayoría éramos amigos de años, los otros habíamos jugado ya sea en contra y juntos, así que la complementación no se ha hecho difícil. En general, bastante cómodo y feliz de participar en este campeonato”.

En cuanto al nivel de la competencia, indicó que “los partidos estuvieron buenos, por momentos jugamos muy bien y después bajamos el nivel. Pero sabíamos que ellos tenían una mejor preparación que nosotros, muchos jugadores participan en ligas profesionales de sus países, lo que hace incrementar su nivel. Independientemente de eso, hemos jugado de igual a igual a todos y eso me tiene feliz con el equipo”.

Julio Orellana, quien cumplió la función de ayudante técnico, también analizó el rendimiento del equipo. “En general, hicimos buenos partidos, más allá de los resultados obtenidos. Nos pasó la cuenta no poder sostener un rendimiento parejo en los diferentes sets, ya que de alguna manera algún factor, sea de recepción o de ataque, nos impide ser más parejos y sostener el rendimiento”.

Más en detalle, entregó algunos aspectos específicos de varios duelos. “Con Taipei jugamos un muy buen set de inicio y luego nos caímos sin poder recuperar. Con Ucrania -primer encuentro- también pudimos ganar pero nos faltó sostener en un juego muy parejo, donde detalles pasan la cuenta. Nuestro jugador Cristopher Baeza es de los más regulares sobre todo en la red liderando el ataque”.

Al respecto, agregó que “con Brasil partimos muy bien, obligándolos a hacer modificaciones que les dieron resultado, pero también pagamos con nuestra irregularidad. La falta de volumen de partidos en estos torneos es clave para competir mejor, y eso para mí y el técnico Cristián Hernández nos complica en las definiciones con equipo de gran nivel internacional. De todas maneras, tuvimos momentos en los que competimos muy bien y los deportistas se entregan a la causa de obtener el mejor lugar posible”.

Tenis de mesa

Diego Finschi participó en las competencias por equipos, individual y de dobles. Y más allá de los resultados, quedó conforme.

“En cuanto a la exigencia, todos los países llevan lo mejor. Asia es potencia mundial… Japón, Rusia y Alemania tienen tremendos jugadores. Me sentí a gran nivel, se cumplió el objetivo en su mayoría, que era avanzar en equipos y dobles por lo menos a la llave principal y en individuales pasar el grupo”, comentó.

Por equipos, jugó con ChengTing Liao (China Taipei) y perdió 0- 3, con parciales 8-11, 6-11 y 3-11. Luego, se midió con el canadiense Ho Bryan (cayó por 1-3, marcador de 14-12, 8-11, 7-11 y 7-11), y en la ronda de 16 se enfrentó a Edwin Chun-Hin Hung de Hong Kong, que lo derrotó 6-11, 9-11 y 7-11.

En individuales, perdió con Zhu Linfeng (China) en tres parciales (7-11, 9-11 y 5-11) y venció al australiano Anthony Majtlis 3-1 (9-11, 11-2, 11-4 y 12-10). Por último, en dobles hizo pareja con Sebastián Román, y derrotaron por WO a Sultan Alkhamis y Rayan Altaher de Arabia Saudita, y luego cayeron ante el binomio belga de Thibaut Darcis y Florian Cnudde por 0-3 (9-11, 8-11 y 3-11).

“Yo fui el segundo del equipo, logramos pasar el grupo que era una de las metas. Siempre me tocó jugar contra el número uno de cada equipo. En la llave final perdimos contra Hong Kong, pero logramos quedar en el puedo número 12. En individuales, logré mi objetivo que era pasar a la llave final. En general, quedé muy conforme con mi rendimiento, sentí que subí mi nivel durante la competición”.

La otra carta fue Rafael Muñoz en el atletismo, quien primero compitió en los 800 metros planos. Con una marca de 1:52.04, logró pasar a semifinales. Allí, remató en el octavo lugar de su heat, con un tiempo 1:53.30. Así, terminó 23° en la tabla general de la prueba.

Luego, el deportista fue parte del relevo 4×100, que compitió el viernes. Muñoz formó el equipo junto a Rodrigo Opazo, Esteban González y Enzo Faulbaum. Como parte del heat dos, finalizaron en el quinto lugar, con un tiempo de tres minutos, 20 segundos y 32 centésimas, a poco más de 12 segundos del cuarteto mexicano que se quedó con el primer lugar. Con este registro, no pudieron avanzar a la final y se terminó la participación del atleta regional.

“Había un buen nivel, primera vez que corro en Europa y la experiencia fue muy buena. Ha sido un torneo muy competitivo, durísimo, pero me gusta el ambiente de exigirte a este nivel. El calor que hace acá también ayuda”, comentó Muñoz.

Etiquetas