Deportes

El sol, protagonista de la actividad física

Por: Diario Concepción | 09 de Octubre 2017
Fotografía: Raphael Sierra

Felipe Aravena A.
Encargado Polideportivo y Coordinación
Deportiva
Unidad de Deportes de la Dirección de Servicio
Estudiantiles, Dise, Universidad de Concepción

Con la llegada de la primavera, comienza a ser más notorio el aumento de la temperatura ambiental. Los días despejados, soleados y con mayores horas luz, nos invitan a disfrutar del entorno natural, lo cual hace imposible para buena parte de la población no motivarse y comenzar con la práctica deportiva. Sólo debes tener presente aquellos factores de riesgo que podrían afectar tu desempeño o bienestar durante el desarrollo de la actividad o bien posterior a ella.

Una buena protección contra la radiación solar debe ser una de las primeras medidas a considerar si queremos disfrutar plenamente de nuestra actividad al aire libre. Dentro de las opciones están las ya conocidas cremas para protegernos del sol, aunque en ocasiones pueden resultar molestas si caen a los ojos producto del sudor o si existe mucho polvo en suspensión (cerros, playas, etc.).

Habrá que ver entonces qué se adapta mejor a nuestros requerimientos, considerando lentes protectores, prendas de vestir con filtro solar o que cubran las zonas expuestas del cuerpo. La actividad física al aire libre puede resultar muy entretenida, pero también puede propiciar una exposición solar riesgosa y, dado que la exposición prolongada puede originar enfermedades como el cáncer de piel, es importante que consideres los consejos de la Corporación Nacional del Cáncer.

Entre ellos, está el evitar exponerte al sol en las horas de máxima radiación (10 a 16 horas), utilizando protector solar, incluso en los días nublados. También cubrir las zonas sensibles con vestimenta adecuada y sombreros, evitando además exponerte al sol con la piel húmeda. Usa anteojos de sol oscuros, con protección UV.

Resumiendo, deberás evitar exponerte al aire libre en horas de mayor radiación solar, tener presente que a mayor sudor y humedad menor será el nivel de fotoprotección, considerar el reflejo de las superficies en las cuales te encuentras, ya que, por ejemplo, lo que más refleja la radiación solar es la nieve, seguida del césped y la arena seca, en menor medida el agua y el asfalto.

De acuerdo a los especialistas, el incremento de la radiación está asociado a las altas temperaturas, que provocan que el aire tenga menos humedad. Al estar el aire más seco y con menos contaminación, eso ayuda a que los rayos UV pasen más fácilmente.

Es importante no olvidar la hidratación, principalmente agua, y excepcionalmente bebidas isotónicas que ayuden a recuperar sales minerales perdidas debido a la exigencia de la actividad y del ambiente en el cual se desarrolle la práctica deportiva. Deberás beber lo necesario para mantener equilibrado tu organismo en función de lo que estés realizando, teniendo presente que la sensación de sed es un indicador de que tu cuerpo ya se encuentra deshidratado. La sed es un mecanismo esencial de regulación del contenido de agua en el cuerpo y uno de los primeros síntomas de deshidratación.

Finalmente, si nuestra idea es integrar a nuestra familia o amistades, deberás tener “muy presente” las características del lugar, la exigencia respecto a la duración o tipo de terreno, las capacidades individuales de cada integrante y aquellos elementos que generen una mayor seguridad al momento de disfrutar de actividades al aire libre.

Etiquetas