Cultura y Espectáculos

Servicio Nacional del Patrimonio Cultural: una nueva institución que va en ayuda de las colecciones de los museos

La ex Dibam además procura respaldar y conservar el patrimonio inmaterial y todo lo relacionado con la cosmovisión mapuche. En materia de iniciativas de índole privada, como la perteneciente a Tomás Stom, mantiene abierto el Fondo para Mejoramiento Integral de Museos.

Por: Mauricio Maldonado | 07 de Julio 2019
Fotografía: Andrés Oreña P.

Casi cerrando el año pasado, Tomás Stom Arévalo anunciaba el cierre definitivo de su museo debido a problemas financieros para su mantención. Así se terminarían tres décadas de historia y aporte cultural a la comunidad del conocido Museo Stom, lo cual encendió las alarmas de varias instituciones y organismos para evitar dicho cierre.

Es así, y consciente del gran valor patrimonial de la colección que alberga este espacio, es que la oficina local del Ministerio de las Culturas indicó que para poder intervenir, en el mediano plazo, necesitaba antes inventariar las piezas y las colecciones que integran la muestra. Dicha acción se pudo concretar en mayo pasado, proceso que concluyó con 8.014 piezas catastradas, lo que corresponde sólo a lo que actualmente está en exhibición y los textiles mapuche y pehuenche que se encuentran en un depósito para su conservación.

Tras esto, y a la par de este proceso, la municipalidad de Chiguayante, comuna donde está emplazado el museo, igual se pronunció y mostró su interés en ayudar a su continuidad, por lo que esta semana se comprometió a entregar 15 millones de pesos para lo que queda de 2019, suma que replicaría por dos años más.

“Por unanimidad se aprobó el aporte de la municipalidad al museo, lo que permitirá su conservación y trabajo hacia la comunidad entera, que se mantenga con el tiempo. Se destaca entre sus proyecciones charlas y cursos para los colegios referente al patrimonio”, comentó Stom tras recibir la positiva noticia de la adjudicación de las platas públicas hacia su iniciativa de carácter privado.

Un hecho puntual que da luces de la cierta situación de desprotección que atraviesan iniciativas en esta vía cultural patrimonial, que si bien resultan ser de índole particular, no tienen mayores pretensiones que aportar a la memoria e historia de los lugares o comunidades donde están insertos.

En este sentido, y ya configurada como nueva institucionalidad, el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural (ex Dibam) también apunta a ayudar a estos espacios museales a través de diferentes líneas de financiamiento o concursos públicos. “Existe interés y compromiso de apoyar a los museos que no se encuentran bajo el alero de la institución a través de convocatorias que realiza la Subdirección Nacional de Museos a través del Fondo para Mejoramiento Integral de Museos. Este fondo cuenta con categorías específicas para que los museos se desarrollen en equipamiento museográfico y en puesta en valor de sus colecciones”, señaló Alejandra Álvarez, coordinadora regional de bibliotecas públicas de Bío Bío y Ñuble perteneciente al Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

Positivo giro

Es así como el cambio de Dibam al Servicio Nacional del Patrimonio Cultural no sólo considera el traspaso de todos los museos, archivos y bibliotecas públicas del Estado, sino que además incorpora otras áreas como el Departamento de Pueblos Originarios (Depo) y su cosmovisión de la cultura y el patrimonio desde las comunidades indígenas, además del Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) que promueve el desarrollo cultural armónico, pluralista y equitativo entre los habitantes del país, a través de la preservación y difusión del patrimonio cultural tanto material como inmaterial y el Consejo de Monumentos.

“Se busca descentralizar y desconcentrar materias administrativas del Servicio. Así, no se genera ningún perjuicio en el funcionamiento ni relación de los museos con el nivel central”, dijo Carlos Maillet, director nacional del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

Con la creación del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el Servicio del Patrimonio Cultural asume la administración de los 24 museos regionales, ubicados entre Antofagasta y Puerto Williams además de los tres museos a nivel nacional como son Museo Histórico Nacional, Museo Nacional de Bellas Artes y Museo Nacional de Historia Natural.

Dentro de este catastro o radiografía, puntualmente en nuestra Región queda al alero de esta nueva figura “el Museo Mapuche de Cañete y el Museo de Historia Natural de Concepción. La ley de Monumentos Nacionales siempre ha otorgado un marco de protección legal a las colecciones que custodian los museos dependientes del Estado. Sin duda, esta nueva figura institucional buscará ser un aporte en ese sentido”, concluyó Álvarez.

Etiquetas