Cultura y Espectáculos

Francisco Rettig: “Hicimos buena música en los diferentes conciertos que dirigí”

El maestro nacional realizó una gran temporada junto a la Sinfónica UdeC, período en que ofició como Director Principal Asociado. Puesto que tendrá hasta mayo próximo, mes en que tomará las riendas de la agrupación clásica el sueco Mika Einchenholz.

Por: Mauricio Maldonado | 02 de Diciembre 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Si bien había venido en temporadas pasadas como invitado especial a un par de conciertos, en mayo pasado Francisco Rettig había sellado una alianza más cercana con la Sinfónica UdeC al ser nombrado Director Principal Asociado y Consejero Artístico. Una relación contractual que concluirá en mayo de 2019, pero que en lo práctico bajó el telón con el último concierto de la temporada 2018 realizado el pasado sábado 24 de noviembre. De lo que ocurrirá en el comienzo de la nueva temporada, nada claro.

“En realidad eso no me corresponde a mí, lo de planificar escapa de mis manos”, acotó el experimentado director.

Y es que a contar desde mayo de 2019 hasta el 2021, el sueco Mika Eichenholz, tomará la batuta de director titular de la Orquesta UdeC. “Yo en eso no tengo ninguna participación, soy una especie de visita más asidua a esta casa, cosa que agradezco mucho, más que ser una especie de puente a otra mano directiva. Obviamente, le deseo mucho éxito en esa labor”, apuntó Rettig.

Más allá de lo que vendrá en relación a la Sinfónica UdeC, el director se refirió a lo hecho durante este año con la agrupación. Meses cargados de trabajo y enseñanzas, período que fue de “adaptación y conocimiento mutuo, con el desarrollo de buenos programas, como por ejemplo, el que incluyó la obra ‘El pájaro de fuego’. Se alcanzó una sonoridad que ahora me gusta más que cuando llegué, pero sin duda tiene que ver con cada director, cada batuta tiene como su sello en particular. Hicimos buena música en los diferentes conciertos que me tocó dirigir”, apuntó.

Sobre si se alcanzaron objetivos o metas propuestas desde su llegada, “en parte sí se lograron. Lo que pasa es que uno a veces tiene expectativas más allá de lo que alcanza el tiempo. Pero ha sido una cercanía bastante feliz, tanto en la orquesta como de parte mía, siempre dimos el cien por ciento de lo que podíamos”.

Lado formativo

Fuera de tomar las riendas de la Sinfónica más seguido este año, Rettig es el director titular de la Filarmónica de Medellín y de la Orquesta Clásica del Maule, agrupaciones en que continuará aportando sus conocimientos. “Seguiré fijo ese camino con esas dos orquestas, más algunas cosas con la Sinfónica de Chile y otras cosas entre medio como saltadas”, dijo el director.

Precisamente, en Chile como en Colombia el maestro Rettig ha desarrollado una labor formativa de nuevos talentos musicales, una labor que lo apasiona y llena de energía. “Lo de Talca es un proyecto que partió conmigo y lo de Medellín partió también a la par. Siempre he estado ligado a la formación y se ha convertido en una de mis grandes satisfacciones”, señaló.

Pero sin duda, su proyecto regalón es lo desarrollado en el Maule, con el cual “me da una profunda satisfacción tocar con ellos, profesionales jóvenes que han alcanzado un nivel musical increíble. Tan así que hemos invitado en varias oportunidades a solistas de renombre, los cuales han quedado encantados con su sonido y ansiosos de poder volver. Estos muchachos tocan realmente bien”, manifestó el maestro.

A lo que agregó que “siempre pensé en esta orquesta como un centro le diera cabida a cantantes y artistas nacionales, directores de escena, escenógrafos y a todos, para llevar a escena, y dentro de nuestras posibilidades presupuestarias, producciones líricas. Lo que a la fecha es algo fijo cada año”.

Aunque Rettig se ha paseado por diversas agrupaciones sinfónicas de Latinoamérica y Europa – ha sido el Director Principal de la Orquesta de la Radio TV Rumana, y durante 10 años consecutivos ha sido elegido como el mejor director de la Orquesta Sinfónica Nacional de Buenos Aires, con la que ha estado vinculado por más de veinte años, entre otros logros- no le acomoda ni atrae el quedarse mucho tiempo en un solo lugar, “uno de mis grandes sueños es no ser director titular, prefiero quedarme así como estoy ahora. Está bien con mis proyectos de Talca y Colombia, además de los conciertos que salgan en el camino. Tengo un dicho que ha regado mis últimos años: ‘Cuando el hombre hace planes, Dios se sonríe’”, concluyó.

Etiquetas