Cultura y Espectáculos

Las cuerdas mandarán en segundo concierto de cámara de Orquesta UdeC

El programa, guiado por Dorian Lamotte, tendrá selectas obras para esta sección de la Sinfónica UdeC.

Por: Mauricio Maldonado | 07 de Junio 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Con un marcado acento o énfasis en la sección de cuerdas, la Orquesta UdeC realizará hoy, a las 18:00 horas, su segundo concierto de cámara, el cual tendrá como director al experimentado violinista francés Dorian Lamotte.

“Es un concierto bastante divertido, ya que tiene muchas imágenes, lo que a mí me importa en la música es contar historias”, acotó el también actual concertino asociado principal de la Orquesta UdeC.

Es así como el programa arranca con la obra “Sinfonía para cuerdas N° 2” de Felix Mendelssohn. Una pieza en que se identifican “claramente tres movimientos, los cuales van contando las etapas de un romance. Es decir, dos personas que se van conociendo hasta llegar al punto de la ‘fiesta’. Es una obra de juventud, feliz, maravillosa”, detalló Lamotte.

Tras esto se desplegará la pieza “Milonga turbia”, del argentino Esteban D’Antona. “Es emocionante tener una obra de tintes folclóricos en el programa. No es música contemporánea que dé miedo, es de muy fácil acceso, le encantará a la audiencia. Además, contiene un montón de ‘efectos’ de percusión para los músicos, pegándole a la madera del instrumentos y también golpes con los pies en el piso”, comentó el francés.

Para finalizar, se interpretará la “Suite para cuerdas”, del checo Leos Janácek. “Es una obra completamente romántica con varios elementos interesantes y que llaman la atención. Son seis movimientos, con capítulos muy contrastantes entre sí, rápido y lento, va poniendo en luz a todos los instrumentos de cuerda de la orquesta, incluyendo los contrabajos”, manifestó Lamotte.

El violinista se toma como un interesante desafío encabezar el concierto, aunque confiesa que más que una responsabilidad individual, es una labor colectiva.

“Cada músico tiene una responsabilidad tremenda de la música que está interpretando y de alguna forma está reaccionando a lo que los otros también hacen. Cuando hay un director, obviamente, se puede apoyar en él, pero un verdadero músico, en mi opinión, es alguien que no necesita de esa figura”, dijo el concertino.

Etiquetas