Cultura y Espectáculos

Marlon Romero: una vida dedicada a la música

Por: Eduardo Gutiérrez | 26 de Noviembre 2017
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Con más de 40 años de trayectoria, el multi-instrumentista local acaba de ser galardonado con el Premio Regional de Arte y Cultura 2017. El reconocimiento viene a poner en valor su gran aporte al desarrollo musical de la zona a través de su pasión: el jazz.

Hablar sobre el jazz es referirse a parte importante de la historia de la música. Y es que el género, con más de un siglo alrededor del mundo, ha sido clave para el desarrollo contemporáneo de este mundo. Esto bien lo sabe Marlon Romero, destacado músico penquista que ha dedicado su vida al jazz.

Hace menos de un mes fue uno de los galardonados en la décimo quinta edición de los Premios Regionales de Arte y Cultura, los cuales, desde el 2002, realizan un reconocimiento al mundo artístico local. Así, dentro del área de Artes Musicales, el talentoso pianista recibió el reconocimiento que, según él “viene a dar un espaldarazo” a su larga carrera.

Marlon Romero se sienta cómodo en el escritorio de su oficina, que da hacia el verde antejardín de su academia de música, en el sector Lo Pequén. Ahí, solo el sonido de una batería que suena en alguna de las piezas de la casa puede interrumpir los silencios cuando el músico hace memoria de su trayectoria artística.

“Me inicié en la música a través de mi familia, es como lo más natural porque, cuando uno tiene el sentimiento desde pequeño, eso viene desde la cuna”, comenta Marlon al recordar que, a pesar de que sus parientes no desarrollaron la música de manera profesional, siempre estuvieron ligados a la expresión artística. Razón principal de su despertar e inquietud por las artes.

“Yo venía de chiquitito con un abuelo que era actor, mi padre que era actor también, entonces tuve acceso desde pequeño a las artes. Además, mi padre también era músico aficionado”, cuenta.

Así, antes del piano o la batería, el instrumento encargado de musicalizar sus primeros pasos en el mundo de la música fue el acordeón. “Lo aprendí de niño, con un profesor que contratamos en mi casa en esos años”.

Encontrarse con el jazz

Con el pasar de los años, Romero fue ampliando su espectro tanto instrumental como musical. Es por ese tiempo en que llega a su vida el jazz: “yo me fui por dos lados: cuando nacieron los Beatles, yo tenía 10 ó 12 años y me encantó su trabajo. Entonces, por la música popular yo me fui por ese lado, pero también tuve el desarrollo del jazz, ya que mi padre pertenecía al Club de Jazz de la Universidad de Concepción”.

Al llegar a la adolescencia el músico multi-instrumentista fue armando sus primeras bandas, las cuales, siempre estaban ligadas al ritmo del jazz. Así, nacieron proyectos como un trío de bossa nova o bandas de fiesta para “ganarse unos pesos”.

“De a poco me fui alejando de la música popular y me fue interesando mucho más el jazz. Me di cuenta que eso era lo mío, por lo cual empecé a profundizar mucho más, con más conocimientos. Entonces, después de los 30 años recién estaba entendiendo de qué se trataba la cosa”, asegura Romero.

Compartir su pasión

El destacado jazzista mantiene, desde hace más de 10 años, una escuela de música que actualmente se encuentra en el sector de Lo Pequén de la ciudad. Así, la Academia de Música Marlon Romero ofrece clases para todo el público que desee aprender el arte de la música y la diversidad de sus instrumentos.

“No me costó enseñar. Ya venía de hacer clases en la Laurencia Contreras (de la Universidad del Bío Bío), que fue mi proyecto con el que partí en la universidad. Me inicié porque me llamaron para hacer unos talleres de verano y a la directora le gustó, tuvo bastante éxito y me invita a que presentemos un proyecto para seguir durante el año en el Conservatorio, lo cual lo hice y salió bien. Entonces, de ahí decidí independizarme”, comenta sobre los inicios para desarrollar su Escuela.

Respecto a su sistema de enseñanza, Romero agrega que “acá yo motivo a mis alumnos, soy capaz de que se sientan bien. Yo tomo lo poco que pueden tocar y voy desarrollándolos, y voy tocando en el momento para motivarlos… Voy enseñando a partir de tres acordes y una escala para poder unir estos”.

Dentro de la Academia, los alumnos parten desde el conocimiento básico del jazz, ya que, a juicio del músico, “es la esencia del instrumento”. De esta forma, conforme al avance de la persona, se va acercando al estilo que más le acomode y desee.

“Yo no enseño jazz acá. Lo que hago es acercar a los instrumentistas al jazz porque ahí nacen los instrumentos”, sentencia Romero.

Armar un festival

Su pasión por el jazz no solamente se ve reflejada con sus clases, sino que también en su capacidad por producir eventos ligados al área cultural. Es así que todos los años, a fines del mes de marzo, se realiza el Festival Nacional de Jazz en Concepción.

“Cuando parto con mi Academia, en el 2005, pensaba, tengo que hacer algo para que la gente sepa que está la Academia, entonces voy a hacer un festival de jazz en grande. Me conseguí el Teatro Universidad de Concepción, se llenó y de ahí nunca he dejado de hacerlo”, apunta sobre el proceso de gestación.

El festival, que se enmarca dentro del inicio del año académico y hoy cuenta con el apoyo de Corcudec, ha concentrado bandas y solistas importantes tanto a nivel local como nacional. Asimismo, acompaña un segmento de niños pequeños que se presentan junto a sus instrumentos y melodías sobre el escenario penquista.

Jazz en la zona

Para el músico, nacido y criado en Concepción, el jazz goza de un buen momento dentro de la ciudad, ya que, a diferencia de años anteriores, los espacios y las condiciones son favorables para el desarrollo artístico.

“Hay hartos lugares para tocar, que antes no habían. Nosotros tocábamos en la casa porque no había dónde hacerlo. Hoy día, hay 20 locales donde tú podrías ir a ofrecer tu música y te pagan un poquitito de plata”.

Por otro lado, sobre el recambio generacional de los músicos de jazz asegura que “han ido apareciendo con el transcurso del tiempo y hoy más de la mitad de los músicos que están tocando en la ciudad han pasado por la Academia”.

Reconocimiento regional

El Gobierno Regional, a través del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, fue el encargado de premiar la trayectoria y aporte de Marlon Romero a las artes musicales tanto a nivel local como nacional.

Ante la sorpresa del reconocimiento, el pianista sostiene que “el premio viene siendo un espaldarazo a que te digan que las cosas las has hecho bien. Yo creo que ha sido un buen trabajo, porque he tenido el apoyo de mi familia. Que el sacrificio, porque un músico tiene que estar todos los días en contacto con su instrumento, valió la pena”.

“Es un premio para todos los músicos populares porque, nosotros, los músicos de jazz, no recibimos premios, somos incógnitos. Yo anduve años con cantantes populares, acompañando y nadie sabía que el pianista era Marlon Romero. Todos ven al artista, al que está parado, al cantante. Entonces, esto es un premio para eso, para los músicos anónimos que se han sacado la cresta estudiando. Es un respaldo”.

El jazzista, junto con los demás galardonados, deberá ofrecer dos actividades para compartir y difundir su obra en instituciones educacionales u otras organizaciones interesadas, todo dentro de la Semana de la Educación Artística, fijada para mayo de 2018.

Los pies siempre en el escenario

Marlon, aparte de todo el trabajo que realiza en su Academia y en los diversos proyectos culturales en los que está involucrado, se mantiene firme y dispuesto a tocar hasta el final, ya que, como bien dice “no va a haber jubilación”.

“Yo quiero tener más tiempo libre para tocar y lo que más hago es componer, tocar mi música, siempre descubro algo nuevo y lo repaso e inventó algo, después llamo a algún colega para que me refuerce ciertas partes, entonces estoy en un laboratorio constante y no pienso parar”.

Asimismo, dentro de sus próximos proyectos adelanta que grabará un disco con sus temas. “Se me juntó mucho material y lo voy a hacer porque tengo tantas horas en eso y para mí es necesario”, asegura.

El multiinstrumentista se estará presentando en el Bar Callejón el jueves 30 de noviembre con su propuesta musical (Marlon Romero Trío), así como también sus dos hijos (Carla Romero Trío y Moncho Romero Trío) durante los días posteriores, en el marco del festival de jazz Ascendente.

Etiquetas