Cultura y Espectáculos

Rodrigo Pincheira: “Me llamaba mucho la atención que nadie se hubiera hecho cargo del grupo Congreso”

Por: Mauricio Maldonado | 01 de Octubre 2017
Fotografía: Romilio Pasmiño G.

El periodista especializado en música popular chilena acaba de terminar el libro “Los elementos: Voces y asedios al grupo Congreso”, un trabajo que ahonda en diferentes aspectos de esta trascendental banda chilena. Obra que será presentada en la próxima Feria Internacional del Libro de Santiago.

Múltiples han sido los hechos que han ligado al periodista Rodrigo Pincheira con el grupo Congreso. Una relación de cercanía que sobrepasa las dos décadas, sin embargo, hay un momento que quedó grabado para siempre en su memoria auditiva y que hizo que siguiera más de cerca -y hasta el día de hoy- la producción musical de este grupo nacional.

“Cierro un círculo de haber descubierto a Congreso en 1976 gracias al programa La Nueva Dimensión. Un descubrimiento en términos musicales, una emoción enorme de escuchar esa música en ese entonces. Esa experiencia para mí fue reveladora”, cuenta el experimentado periodista, especialista en música popular chilena.

El cierre que menciona tiene que ver con el libro “Los elementos: Voces y asedios al grupo Congreso”, texto que el periodista presentará y estrenará en la edición número 37 de la Feria Internacional del Libro de Santiago (Filsa), la que se realizará desde el próximo 26 de octubre hasta el 12 de noviembre. Un trabajo profundo y de largo aliento -212 páginas- cuya génesis data desde hace casi tres años y que, finalmente, a comienzos de este 2017 tomó forma definitiva.

“El 2016 me dije que ya había pasado mucho tiempo y tenía que dedicarme a aquello. Me concentré durante el verano y lo saqué con harta anticipación,  con la invaluable ayuda de Osvaldo Caro, mi editor y corrector”, acotó Pincheira.

Más allá del tiempo en que logró completar el material y la información suficiente para el proyecto -que cuenta con el apoyo del Fondo de la Música-, la motivación central en escribir un libro centrado en esta banda fue hacer, ciertamente, justicia y saldar una deuda musical hacia ellos, además de profundizar en sus casi 50 años de trayectoria. En sus palabras, “siempre pensé y me llamaba mucho la atención, que nadie se hubiera hecho cargo del grupo Congreso. Hay libros de Los Prisioneros, de Los Jaivas, de todos los grupos que te puedas imaginar, pero de Congreso no. Lo que a mí me interesaba era primero, no sé si lo logré, el tapar un ‘hoyo’, o sea, cubrir ese vacío. Lo que había hasta el momento son sólo referencias del grupo. La mayoría llegaba hasta los años 77’ y 78’, como que todos se quedan pegados ahí. Era justicia instalar un libro de esta banda, espero que no sea el definitivo ni mucho menos el último”.

Pincheira añade que su segunda intención fue “leer un poco e  interpretar sobre qué hay detrás de la obra de ellos, ¿hay algo que valga la pena o no? Situarla en un lugar, valor y explicar el significado de la música del grupo Congreso. Y en tercer lugar, y que es un desafío para mí, era no caer en el lugar común, que creo que ha sido perjudicial para la banda y en general para la música chilena, y sobre todo desde los medios, una lectura muy reduccionista, en que se ve sólo la cosa política o que es un grupo muy intelectual, sino que instalar a Congreso en una zona, en un territorio, en un campo de tensión, en un campo cultural tensionado para hacerme las preguntas ¿por qué la banda no es tan popular? ¿por qué su música no se escucha en las radios? ¿por qué se habla de algunos grupos y no de otros?”.

Este es un punto en el cual el autor hace especial hincapié, ya que “me interesaba problematizar, tensionar un poco. De hecho planteo, eso sí con mucha responsabilidad, que los grupos del mismo nivel y de la misma trayectoria, están instalados en una zona de confort. En cambio Congreso, que es una cierta constante del grupo y que resulta un descubrimiento dentro del libro, desde que parten en la música ya estaban a contracorriente, a contrapelo de la moda. Un ejemplo de ello es su primer disco del año 71’, el cual no tenía nada que ver con la música popular del momento, totalmente para otro lado. Me interesaba salirme del lugar común, de las propias etiquetas que hay sobre la música del grupo. Incluso su misma definición musical es problemática, no es un grupo de rock ni tampoco de jazz, puede ser un grupo de fusión, cuando el término ni siquiera existía”, enfatiza Pincheira.

Lo humano y lo divino

“Los elementos: Voces y asedios al grupo Congreso” está estructurado en dos grandes partes. La primera se configura a partir de 13 entrevistas a sus actuales integrantes y los históricos Fernando y Patricio González, Joe Vasconcellos, Jorge Campos, Renato Vivaldi y Ernesto Holman, quienes dialogan sobre aspectos biográficos, musicales, políticos, sociales y su rol en la historia cultural del país, dando una perspectiva individual y colectiva de la banda porteña, así como su ideología, formas de trabajo y el fundamento de la construcción de sentido de una extensa obra.

“Fue una experiencia bien potente, porque ahí concluí con esta parte del libro algo que se sabe pero que no se dice tanto, y que es que en realidad detrás de la música y sus músicos hay personas igual que nosotros. Rescato esa experiencia humana y cuando se leen estas entrevistas hay una humanidad muy potente. A lo mejor no estoy diciendo nada nuevo, pero a veces como que uno pierde esa perspectiva, que detrás del aparataje técnico, detrás de las notas, hay personas”, confesó el periodista.

Mientras que la segunda parte está compuesta por cinco acercamientos, que Pincheira bautizó como “asedios”, donde se propone una original y provocadora mirada, en la que desde la música convergen aspectos filosóficos, estéticos, políticos, sociales y culturales. Además, se incluye una biografía (im) posible, en que el autor cuenta hechos y datos importantes de destacar, como dónde partieron, qué hicieron, cuántos discos han grabado, entre otras cosas de esta misma índole.

“Uno de los asedios tienen que ver con la otredad, con el concepto de la alteridad, los otros. Otro de los asedios corresponde a una lectura posmoderna intertextual; en otro planteó cómo Congreso pasó de usar unas flautas dulces en su primer disco a grabar un disco completamente sinfónico (qué obras hay ahí en su discografía); y hay otro asedio que se llama ‘Signos en el muro’, que para mí es como el más interesante, ya que es una reflexión acerca de diferentes aspectos de la banda que planteo a modo de pregunta. Primero si Congreso es o no es un grupo porteño (si eso se traduce en su música o no), qué significa el ser un grupo de Valparaíso, qué lugar ocupa Congreso en la música chilena, por qué ocupa ese y no otro”, explicó el especialsita en música.

Más allá de ser una especie de biografía -porque el autor enfatiza que no lo es-, el libro se plantea como una radiografía honesta y para nada aduladora. “La idea también es criticarlos a ellos mismos, tampoco es un libro tan complaciente, o sea, si el lugar de la música chilena está un poco vacío de grupos grandes, bueno por qué Congreso no lo ocupa, qué han hecho ellos para que así sea, por ejemplo”, dice el autor.

Tras ser presentado en la Filsa -1 de noviembre a las 19.00 horas-, Pincheira pretende presentar el texto en la Universidad de Viña del Mar, y amarrar una fecha en Quilpué dentro de este año. Posterior a ello sería lanzado en la Escuela de Verano 2018 -fecha por determinar- y luego estaría en el Festival Rock Carnaza. Posiblemente, también el 2018, sería presentado en la Biblioteca Nacional de Santiago. “Me gustaría mover el libro por todos lados, desde este punto del año y hasta el primer semestre del próximo”, concluyó el periodista.

 

 

 

Etiquetas