Ciudad

Primera piedra del Puente Industrial sería antes de fin de año

Por: Diario Concepción | 04 de Agosto 2019
Fotografía: MOP

Gonzalo Henríquez

El puente industrial sobre el río Bio Bío es probablemente una de las obras más esperadas por el sector exportador e importador de la macro zona centro sur del país, considerando que contamos con seis grandes puertos en la Región, además de un aeropuerto en crecimiento que no sólo transporta pasajeros, sino también carga.

Sin embargo, se conoce que el polo logístico poco conversa con las necesidades de los habitantes de la Región que ven como cada día aumenta el flujo vehicular, se construyen miles de viviendas, departamentos y proyectos comerciales en el Gran Concepción, y las rutas siguen siendo las mismas. De ahí la importancia de conocer, desde otro punto de vista, como este puente industrial, de 2,5 kilómetros de largo -el segundo más largo del país- y 6,5 kilómetros con la extensión por San Pedro de la Paz y Hualpén, con dos pistas por sentido y de alto estándar en materia de seguridad, va a impactar a los miles de habitantes que viven en Concepción, Hualpén y San Pedro de la Paz, además del impacto que provocará en quienes se mueven desde Penco y Talcahuano, hacia la Provincia de Arauco, o de quienes vienen desde allí hasta Concepción; o necesitan salir fuera de la Región por la ruta del Itata, hacia el norte, o la ruta a Cabrero hacia el sur, entre otras.

Así entonces la Región va en busca de dar solución no sólo al sector industrial, que por cierto lo necesita para seguir siendo el motor de desarrollo económico regional y punto de entrada y salida de la carga desde el Maule hasta Los Ríos, sino también para quienes vivimos aquí.

Aun cuando no quiso dar una fecha definitiva del comienzo de las obras, la primera piedra del Puente Industrial debiese ser puesta antes de fin de año y todo indica que así será. “No quiero aventurar un mes en particular porque, si algo hemos aprendido y es de lo que debemos aprender, es ser responsables con la gente cuando se anuncian fechas y luego estas no se cumplen. La ciudadanía ya está cansada de eso. Lo que sí puedo decir es que hoy estamos puliendo algunos detalles de carácter técnico que están pendientes y, por lo tanto, debería comenzar este semestre y estamos haciendo todos los esfuerzos para que sea lo antes posible, antes de que termine el año”, indicó Daniel Escobar, seremi de obras públicas.

Ruta Pie de Monte

Otro de los puntos que considera este proyecto, es que una vez que el puente llegue hasta San Pedro de la Paz, la obra vial pasará por un sector importante de la comuna y que impactará directamente a unos 40 mil habitantes del sector de Candelaria, Huertos Familiares, Villa Spring Hill y Boca Sur, cruzando por el humedal Los Batros para luego conectar con la ruta Pïe de Monte, por lo tanto, la preocupación de ambientalistas y de los huerteros era evidente. Lo cierto es que la obra contempla recuperar un vasto sector, que hoy es usado como vertedero irregular, otros tantos denominados sitios eriazos, afectando directamente sólo al 2% del humedal, razón por la cual se le dio el visto bueno desde el punto de vista ambiental.

Toda esa franja, desde que el puente toque tierra en San Pedro de la Paz, hasta el estero Los Batros, pasará a ser un parque de 25 hectáreas, con áreas verdes, senderos, forestación, juegos infantiles, ciclovías, miradores, un mural pintado por artistas locales, un plan de rescate y relocalización de la flora y fauna, entre otras obras de recuperación o mitigación.

Por eso era tan necesaria la resolución de impacto ambiental -con la que ya cuenta- y la participación ciudadana para definir el diseño vial de Pie de Monte, que debiésemos conocer en detalle a fines de este mes. Sólo esa ruta, que se licitará el segundo semestre del 2022, tendrá una inversión de 240 millones de dólares, con relación a los US$182 millones que cuesta el puente industrial, los siete millones de dólares de las tercera pistas de la ruta 160, que debiesen ser entregadas en diciembre de este año, además de las obras complementarias de la misma que se deben licitar finalizando este año por una inversión de 21 millones de dólares. A esto se suma la concesión Copiulemu-Hualqui- Coronel por 140 millones de dólares, que debiese ser licitada el segundo semestre del 2022.

El objetivo final de todas estas obras, es dar mayor conectividad a la Región, pero que debiese traducirse en mejorar la calidad de vida de miles de personas del Gran Concepción, al dejar de “competir” más de 7 mil camiones por día que trasladan carga desde y hacia los puertos o hacia el aeropuerto Carriel Sur.

Superados entonces los detalles técnicos de la obra es que la primera piedra del puente industrial se ve cada vez más cerca, probablemente un gran regalo de navidad.

Etiquetas