Ciudad

Tere Moller: “Arquitectos y paisajistas deben trabajar juntos desde el inicio de los proyectos”

Ante la escasez de área verde por habitante, la UBB presentó nuevo modelo de evaluación de sustentabilidad para el diseño de espacios públicos, instancia en la que la paisajista explicó algunas de sus obras y la importancia de trabajar de la mano con el mundo de la arquitectura.

Por: Ximena Valenzuela | 03 de Noviembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Más de 35 años de trayectoria avalan la experiencia de la paisajista Tere Moller, quien al visitar Concepción aseguró que la zona tiene una gran falta de áreas verdes. Aclaró que un pedazo de pasto no es lo mismo que contar con paisajismo, que busca proteger la esencia del lugar, y, por lo mismo, manifestó que se debe trabajar más en ello.

Recalcó que la presencia del río, llegando al mar y el verde que rodea la ciudad son situaciones de paisaje excepcionales, que dan un valor enorme a la ciudad. Debido a esto, afirmó que le gustaría mucho participar en un proyecto que renueve el borde río.

“Probablemente la respuesta es dar valor a lo que significa eso (borde río) para la ciudad y las personas, que es lo que le da identidad y un enorme valor al río (…), tener un espacio donde todos puedan concurrir, que sea de la comunidad”.

La creadora de proyectos como Punta Pité, Hotel Tierra Atacama y otros realizados en Berlín y China, aseveró que son producto del esfuerzo, trabajo y obsesión que tiene por el diseño, que la llevan a obtener un buen resultado.

Presentó varios de sus proyectos en la Universidad del Bío Bío, UBB, donde destacó que en ellos la sustentabilidad, la esencia de cada lugar y, sobre todo, el no incurrir en costos innecesarios en tema de infraestructura. “Soy de la idea de hacer un buen uso de los recursos. Creo que es muy importante darle valor a lo que significa aumentar, por ejemplo, la arborización en un espacio público. El beneficio que eso trae en todo sentido, eso es lo que quisiera transmitir a través de los trabajos que he hecho”.

Lo que falta

La evidente escasez de paisajismo en los proyectos que se realizan, tanto en la Región como en el resto del país, según Moller, se debe a que se trata de una profesión muy nueva, “que en el futuro vendrá a resolver muchos temas sobre lo que significa el espacio exterior. “Todos los temas exteriores tienen que ver con el paisajismo, la arquitectura del paisaje, la ecología y son temas que cada día toman más valor, pero no es algo que haya existido antes, porque es como una respuesta a las necesidades que vamos teniendo. Estamos como un poco atrasados, hay una urgencia de cambio”, afirmó.

Destacó uno de los últimos proyectos, que realizó en el Duoc de Arauco, donde, según dijo, desarrolló todas las ideas con mucha simpleza, “cuidar lo existente, rescatamos unos boldos enormes y añosos que había en la zona, que no se veían debajo de los pinos, y generamos un lugar que tiene un carácter propio de esa zona para los estudiantes”.

La paisajista agregó que los proyectos que se realicen en la zona debe incluir, por ejemplo, un sistema de riego por goteo, que apunte a la sustentabilidad. “Esa es la respuesta a la falta de agua y una forma de control. Para eso hay que definir especies específicas, que necesitan menos agua”.

Agregó que aún a los arquitectos les falta incluir dentro de su equipo a los paisajistas, pues el paisaje debe ser considerado desde el principio de la obra, tanto por la ubicación de los inmuebles como por la relación del exterior con los accesos de estos, las áreas que se deben proteger e intervenir. Dónde construir y por qué razón, la idea es ir creciendo en esta relación”, dijo.

Necesaria sustentabilidad

El arribo de Tere Moller a la zona se logró gracias una invitación de la carrera de Arquitectura de la UBB, que presentó un nuevo modelo de evaluación de sustentabilidad para espacios públicos, que constituirá una herramienta orientadora para su diseño, ejecución y mantención. Su ámbito de aplicación permitirá contribuir con los proyectos desarrollados por la Seremi de Vivienda y Urbanismo, municipios e instituciones privadas.

El arquitecto y docente de la UBB, Sergio Baeriswyl, uno de los anfitriones del encuentro que se realizó en la UBB con Tere Moller, afirmó que debido al importante trabajo que realiza la paisajista en materia de sustentabilidad se decidió invitarla a la presentación del modelo de evaluación.

“Ella (Moller) es, en estos momentos en Chile, la paisajista más notable que hay, tiene una trayectoria internacional muy reconocida, premiada por obras en Europa, Australia. Su trabajo es extraordinariamente sencillo, con muy pocos recursos logra obras magníficas”.

El premio nacional de Urbanismo recalcó que ante el ante el déficit de áreas verdes que tiene el país, con un per cápita de cuatro metros cuadrados de área verde por habitante, debiendo tener sobre nueve, “significa que tenemos que construir en los próximos años el doble de áreas verdes que tenemos actualmente. Es un desafío muy grande que no es posible superar si no se hace con criterios de sustentabilidad estrictos y con una referencia tan sencilla como la que Teresa Moller logra”.

Agregó que la simpleza, pero efectividad de las intervenciones que realiza la paisajista son importantes en un país de escasos recursos que requiere aumentar sus áreas verdes. “Creemos que ella es un aporte muy potente para este desafío (modelo de evaluación) que va a entrar en funcionamiento el próximo año. “La idea es que los parques se puedan certificar desde el punto de vista de sustentabilidad para garantizar que los escasos recursos que tiene chile para áreas verdes, parques y plazas, se gasten en proyectos sustentables”.

Baeriswyl reconoció que muchas veces los arquitectos se “arrancan” con el diseño y que es habitual que los parques se llenen de arquitectura, olvidándose del paisaje. “Pero ella pone en el centro al paisaje, lo que es una buena lección para nosotros los arquitectos, sobre todo, en una ciudad como Concepción donde el árbol urbano está tan maltratado. Es una ciudad con pocos árboles, aunque está demostrado que tiene beneficios en todo sentido para la salud física, mental y en seguridad, pero no hay política de paisajismo ni de arborización, ni planes de mejorar la ciudad con el paisajismo. Es una deuda en la que hay trabajar”.

Eso sí, Baeriswyl destacó que uno de los grandes trabajos de paisajismo que se ha realizado en Concepción es el Parque Ecuador. “Uno ve que en otoño tiene ciertos colores, otros en invierno y que cambian en primavera y verano, y distintos tipos de especies. Hay una serie de valores en el Parque Ecuador, porque fue diseñado con paisajismo, pero lamentablemente no se ha vuelto a replicar en Concepción”., agregó.

Etiquetas