Ciudad

Primera Defensora de la Infancia analizó situación de Nuevo Amanecer

La abogada, quien como primera Defensora de la Infancia, el pasado viernes, analizó la situación de la niñez y adolescencia a nivel nacional y entregó las directrices de su labor.

Por: Carolina Abello | 03 de Junio 2018
Fotografía: Agencia UNO.

A mediados de abril, y por votación unánime, el Senado ratificó a la abogada Patricia Muñoz García como la primera Defensora de la Infancia de la historia de Chile, encabezando el nuevo organismo que velará por la difusión, promoción y protección de los derechos de los niños.

Antes de su nombramiento, la profesional se desempeñaba como gerenta de atención a víctimas y testigos del Ministerio Público.

Fue su currículum el que volcó la votación a su favor: Diplomada en Derechos y Garantías de Niños, Niñas y Adolescentes en procesos judiciales; Ex Directora de la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar de la Fiscalía; Ex Fiscal especializada en delitos sexuales y violentos; Directora de la Asociación de Abogadas de Chile, Ex Presidenta de la Asociación Nacional de Fiscales y Docente Escuela de Postgrado e Investigación de la Facultad de Psicología de la UDD.

Asumió su cargo el pasado viernes y, vía correo electrónico, respondió las preguntas de Diario Concepción.

– Usted asume su cargo en medio de un clima en que los niños, por fin, son tema en las pautas noticiosas. ¿Hay en Chile hoy una predisposición para mejorar el trato a la infancia?

– Sin duda, la situación en la que se encuentra la infancia en nuestro país y la visibilización que dicha precariedad ha logrado favorecen la gestión que desde esta nueva institucionalidad se puede realizar. Confío en que la transversalidad en el acuerdo respecto de la prioridad que la protección y cuidado de la infancia debe tener en nuestro país sea un motor central para que logremos avanzar en el cumplimiento que, como Estado, debemos dar a los estándares internacionales de derechos humanos respecto de niños, niñas y adolescentes (NNA). También tengo la confianza en que los medios de comunicación permitirán tener el tema en permanente pauta noticiosa, relevando tanto aquellos aspectos que sean importantes de fiscalizar y corregir como aquellos avances que se vayan realizando en la materia.

– Hay altas expectativas sobre su cargo, por ser la primera vez que existe en Chile. ¿Cómo se puede trabajar en garantizar los derechos de los niños siendo una sola persona en todo Chile?

– Las expectativas ciudadanas son altas de manera justificada, Chile evoluciona al crear este rol institucional de la Defensoría de los Derechos de la Niñez, institución que me enorgullecerá dirigir por primera vez en Chile, pues si bien será una tarea compleja, desde la necesidad de instalar la orgánica institucional y además cumplir las atribuciones de la ley.

– El tema del Sename ha sido el principal en cuanto a infancia se trata. Y ha quedado al descubierto las deficiencias del sistema, desde la infraestructura, los tratos a los niños, hasta el sistema de familias de acogida y de adopción. ¿Qué cambios puede proponer para mejorarlo?

Es imprescindible que todos los organismos que trabajan directamente con niños institucionalizados, sean de administración directa u organismos colaboradores privados, tengan establecidos estándares de trabajo y gestión de calidad que se basen en las necesidades y resguardo de los derechos de los niños que atienden para, luego, realizar una fiscalización efectiva del cumplimiento de dichos estándares pues hoy se observa cómo finalmente cada organismo funciona sobre lógicas estructurales distintas, sin un efectivo control y resguardo de los derechos de los niños. Asimismo, es imprescindible que estos estándares de trabajo y gestión consideren las exigencias técnicas de aquellos funcionarios que se desempeñarán en contacto directo con ellos. Este grupo especialmente vulnerable de la población requiere de un trato sostenido y permanente realizado por personas que no sólo tengan los conocimientos necesarios en relación con el desarrollo y necesidades de los niños, sino que también puedan demostrar que poseen las competencias y habilidades necesarias para desarrollar una labor y función pública tan sensible.

– ¿Será una medida efectiva la separación del servicio entre Protección y Responsabilidad Penal Adolescente?

– Me parece que aquella propuesta legislativa constituye una acertada decisión, pero aquella no puede involucrar un accionar sin vinculación entre una orgánica y otra, toda vez que todo lo que se pueda realizar de manera eficiente en lo relativo a prevención y protección de NNA tiene, necesariamente, un impacto directo en minimizar las posibilidades de que ellos se terminen vinculando con la justicia juvenil, por tanto, dicho servicio, el encargado de la responsabilidad penal adolescente, debiera interactuar permanentemente con el primero, promoviendo así la generación de políticas públicas eficientes que aborden ambas materias considerando el interés superior de NNA de manera permanente.

– El último informe del INDH dio cuenta de los malos tratos que sufren los niños en el Sename, en especial en el ámbito sicológico y siquiátrico. ¿Cómo se puede mejorar esa realidad?

Resulta inadmisible que niños institucionalizados no tengan una atención de salud acorde con sus necesidades y el respeto de sus derechos fundamentales, desde ahí es imperativo que el Ministerio de Salud, en acción conjunta y coordinada con el Sename, genere las medidas destinadas a evaluar las condiciones de salud física y psíquica en que los niños se encuentran y, en razón de dichas evaluaciones, efectuadas con precisión y debida profundidad, determine la aplicación de los tratamientos médicos o intervenciones psicológicas que procedan. No es posible que se mantengan los porcentajes altísimos de niños y adolescentes con sintomatología depresiva, sin diagnóstico ni tratamiento adecuado, o con intentos de suicidio provocados por las condiciones en las que se encuentran viviendo en lugares que están, destinados a brindarles protección, y por ello en esa labor Salud no puede no arbitrar las medidas, de manera urgente, para revertir esta situación.

– En Bío Bío hay dos situaciones complejas relacionadas con el Sename, que son complejas: en el Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado de Coronel, en octubre de 2017, hubo un masivo intento de suicidio, quienes habían consumido benzodiazepinas, y que al regresar del hospital, fueron agredidos por gendarmes. El centro recibió intervención desde Santiago, pero desde ese hecho se han seguido repitiendo agresiones entre pares y hacia los funcionarios, quienes llevan meses manifestando el miedo de que se termine con un fallecido. ¿Tiene proyectado visitar ese centro a corto plazo o revisar lo que sucede allí?

Visitaré todos los centros donde residan niños y adolescentes en situación de vulneración, las visitas serán programadas sobre la base de una planificación que realizaré y que también coordinaré con el Instituto Nacional de Derechos Humanos, organismo que conserva su rol y competencia respecto de aquellos hechos que involucren, como se trataría en los casos que me indica, de hechos vinculados a delitos de tortura o apremios ilegítimos. Observar directamente la forma en que funcionan los centros, cómo se relacionan los funcionarios con los niños y las condiciones a las que estos niños se enfrentan es un eje prioritario de mi gestión.

– La otra situación compleja es el retraso de seis años del Cread masculino Nuevo Amanecer, que tenía recursos aprobados en 2012, pero en la consultoría se informó que los recursos necesarios son el doble. Recién se llamó a licitación a fines de 2017, pero se declaró desierta, y ahora está en curso la segunda licitación. Mientras tanto, los niños están en un centro de 1960, que según los dirigentes no es adecuado para atenderlos.

– Me parece que ese caso demuestra la incapacidad de un Servicio y del Estado para gestionar debidamente recursos destinados a la infancia. Si nadie gestiona debida y eficientemente el presupuesto que se destina a mejorar las condiciones en que se encuentran niños vulnerados en sus derechos, el Estado está infringiendo normativa internacional que se contempla por la Convención Sobre los Derechos del Niño, en este caso infracción manifestada a través de la manutención de niños en condiciones inadecuadas y no acorde con sus necesidades por una gestión pública deficiente en la generación de un espacio y lugar que cumpla los estándares exigidos. Uno de mis temas prioritarios de revisión y fiscalización también estará centrado en lo relativo a la cantidad de recursos que se están destinando a la infancia, cómo se están ejecutando los proyectos o programas a los que se destinan y qué evaluaciones se han tenido de la eficiencia, o no, de dichos proyectos y programas para impactar, en mejorar sus las condiciones y respetar sus derechos y garantías fundamentales.

– Fuera del ámbito del Sename, está el suicidio de Katy Winter, que nos recordó el bullying que a diario sufren los niños y adolescentes en los colegios, ¿qué medidas se pueden tomar para que se tome consciencia de esa realidad y no vuelvan a suicidarse niños por este motivo?

– El bullying es una realidad que aparece muy presente en la vida de niños, niñas y adolescentes de nuestro país, esta situación no sólo nos debe llevar a la reflexión de qué tipo de valores se están potenciando en su desarrollo, sino que también implica el desafío de visibilizar la ocurrencia de este hecho como un delito, que merece ser investigado y que requiere el establecimiento de responsabilidades que permitan ir erradicando las conductas persistentes destinadas a degradar y atacar psicológicamente a otro niño. El caso de Kathy Winter es un reflejo absoluto de esta realidad y de la incapacidad de su entorno escolar de abordar los agravios y ataques que estaba recibiendo, ¿nadie se dio cuenta de la situación que estaba viviendo?, ¿nadie fue capaz de intervenir evitando que las acciones se siguieran repitiendo?, son preguntas que el Fiscal a cargo del caso deberá responder en virtud de la investigación que están realizando, pues aquellas también permitirán evitar que otros niños del mismo colegio de Kathy se vean enfrentados a decisiones tan trágicas y lamentables como el suicidio.

Etiquetas