Ciudad

Virus sincicial y parainfluenza lideran contagios en la Región del Bío Bío

Especialistas llaman a la prevención evitando cambios de temperatura, hacinamiento y contacto con enfermos. Ya van casi 300 contagiados.

Por: Ximena Valenzuela | 02 de Junio 2018
Fotografía: Contexto.

Inocularse contra la influenza, lavar continuamente las manos, evitar cambios bruscos de temperatura, hacinamiento y el contacto con enfermos y, por sobre todo, no dar besos en la boca a niños pequeños son parte de las medidas de prevención que la autoridad sanitaria recomienda para evitar el contagio de virus respiratorios.

De hecho, a la semana 21, entre el 21 y el 27 de mayo, según Andrea Gutiérrez, encargada regional de Epidemiología de la Seremi de Salud, se detectó la circulación de 54 virus respiratorios, cifra menor a la semana anterior que registró 69. Prima la circulación del virus respiratorio sincicial (VCR) con 94 afectados, 80 casos de parainfluenza, 61 de influenza tipo A, adenovirus 30, influenza B con 12 y de metapneurovirus sólo se contabilizan dos, es decir, en lo que va corrido del año 279 personas en la Región han sido afectados por virus.

En cuanto a las consultas de urgencia por respiratorias, según detalló Gutiérrez, suman 266.876 en la Región, un 2,9% menos que en 2017 a igual fecha (274.776). A pesar que la proporción de consultas mostró un nuevo aumento, las cifras se mantienen levemente bajo lo observado el año pasado en la misma fecha.

Las hospitalizaciones por enfermedades respiratorias ya suman 4.978 en la Región, un 0,3% más que el año pasado a igual fecha (4.963). En este caso, se registra un leve aumento respecto a igual período de 2017.

En virtud de las cifras, la Seremi de Salud reforzó la importancia de la vacunación contra la influenza, que a la fecha presenta en la Región un 81,8% de cobertura, con 543.876 personas inmunizadas.

Marta Werner, jefa de la unidad de Epidemiología del Hospital Guillermo Grant Benavente, aseguró que de los virus que están circulando encabeza la lista el sincicial “que ya se inició el brote, que ocurre todos los años en mayo, y el de la influenza A han sido los que más se han detectado acá en pacientes que consultan. Esto se traduce en el aumento de consultas por enfermedades respiratorias en la unidad de Emergencia. Sin embargo, no existe un correlato de aumento en las hospitalizaciones que se han mantenido dentro de los niveles esperados”.

Eso sí, la profesional afirmó que la composición de los pacientes que se están hospitalizando cambió, aumentando en los menores de un año, lo que tiene directa relación con el VRC que creció su circulación en el centro hospitalario.

“Son todos agentes virales que pueden terminar en el fallecimiento de la persona, cursar en neumonías graves, pero una gran mayoría de las afectadas por la influenza A resuelven su cuadro en su domicilio, lo que nosotros vemos acá son las personas que se complican y requieren hospitalización, algunas de las cuales redundan en su fallecimiento”.

En tanto, en el Servicio de Salud Talcahuano se registró la presencia de 22 virus, 11 VRC, tres de adenovirus, seis de parainfluenza y dos de influenza tipo A. Al igual que en Hospital Regional, los pacientes que más han llegado a los hospitales de Talcahuano, Hualpén, Penco y Tomé, son principalmente menores de un año y adultos sobre 65 años.

Elizabeth Chandía, médico de familia y asesor del programa respiratorio infantil del Servicio de Salud Talcahuano, concordó con Werner en los virus circulantes y los grupos de riesgo y explicó que, en general, los síntomas de los virus respiratorios son: coriza, congestión nasal, tos seca en un primer momento y luego tos húmeda con flema, y fiebre.

Indicó que la baja de temperaturas, hacinamiento y la humedad hace aumentar la circulación viral y aparecer más cuadros respiratorios “que pueden ir desde un resfrío común a influenza, hasta llegar a complicaciones como los cuadros obstructivos y las neumonías. “El riesgo es un cuadro grave como la neumonía, que si no es tratada y se complica puede llegar a un desenlace no deseado existe, pero es muy raro en la población sana”.

En ese sentido dijo que las medidas de prevención son vitales como: evitar el frío y la humedad dentro de las casas, no usar tiestos de eucaliptos sobre las estufas porque que generan humedad, controlar cambios bruscos de temperatura abrigándose más que poner una estufa.

“Para evitar los contagios se debe tapar la boca al estornudar y al toser colocándose el brazo, lavarse las manos para no diseminar el virus, no sacar a niños a visitar enfermos, evitar lugares con alta cantidad de gente como los malls y usar pañuelos desechables. También evitar la contaminación intradomiciliaria, por ejemplo, al fumar y encender las estufas al aire libre y ventilar a lo menos una vez al día la casa”, comentó Chandía.

Etiquetas