Carta al director

Nuestras preocupaciones

Por: Diario Concepción | 03 de Febrero 2019

Señor Director:

La expresión ‘facho pobre’ surge porque no hay como referirse a un nuevo actor, puede sonar despectiva, pero su objeto es reducir un conjunto de rasgos que ciertas personas tienen bajo un rótulo que sea comprensible para toda la sociedad. Corresponden a los antes denominados ‘lumpenproletarios’, palabra de origen alemán que significa proletario andrajoso; hoy nadie anda con ropa raída o andrajosa, pero el rol que tuvieron sigue presente en los fachos pobres. La principal característica del lumpen es su error al considerarse de un estrato mejor y más alto, por lo que todo arribista es un potencial facho pobre, especialmente en un país en que hasta los sociólogos hacen estudios genealógicos, como uno que compara a los Pérez con los Larraínes, comparando personas que pueden corresponder a familias distintas e ignorando que se pueden mezclar. Es decir, hay un ambiente receptivo para esta clase de preocupaciones.

Rodrigo Larraín
Sociólogo y académico U. Central

Etiquetas