Carta al director

PSU: fracaso y eterno análisis

Por: Carlos Villavicencio | 01 de Diciembre 2018

Señor Director:

Cada fin de año la PSU se instala en el debate público. La crítica es transversal y está instalada: el mecanismo es malo, evidencia enormes deficiencias de calidad educativa escolar, es profundamente segregador en términos socioeconómicos como en términos de género; se trata de ideas que están más que estudiadas y eternamente analizadas. La pregunta es: ¿hasta cuándo?

Las autoridades reconocen las fallas, se abren a la posibilidad de mejora y sustitución del mecanismo, año tras año nos entregan placebos y discursos que ya en enero están completamente olvidados y en el último lugar de sus prioridades. La herramienta es un fracaso, no da para más y su existencia hoy sólo tiene un fin: mantener la actual desigualdad en nuestro país y consolidar a nuestra educación como un privilegio reservados para unos pocos.

La creación de una nueva herramienta, que no sea única y se enfoque en las aptitudes de los y las estudiantes, se hace urgente. Como ciudadanos y ciudadanas ya es mucho el tiempo que le hemos entregado a tecnócratas de la educación para que nos iluminen. ¿Les pagan poco? ¿aún se estudia? ¿o definitivamente no hay voluntad de cambio? Propuesta y fecha ya.

Joaquín Cisternas

Etiquetas