Carta al director

Bolsonaro II

Por: Diario Concepción | 04 de Noviembre 2018

Señor Director:

Lo de Bolsonaro, su elección, puede ser una lamentable tragedia… no solo es grave para Brasil y su gente, sino, para toda América Latina y un lunar Cancerígeno para el mundo.

Si las Izquierdas Chilenas y los Progresistas, no logran hacer una real y verdadera profunda autocrítica.

Corremos el Riesgo de seguir caminos, muy peligrosos, llenos de “acantilados” por donde la Democracia puede precipitar a los más profundos despeñaderos, dañando insalvable-mente la sana convivencia de la ciudadanía.

El riesgo es que Chile también, por moda, por imitación, puede transitar el rumbo seguido por estados Unidos y el que puede sigue Brasil, marcado, por la ignorancia o la perversidad, el fanatismo y la brutalidad…

Mi preocupación es la posibilidad cierta que este fenómeno se traslade haciéndose realidad en nuestro país y, lo cierto es que no veo,  la preocupación de las cúpulas de los partidos que representan o debieran representar al mundo de las Izquierdas y del Progresismo.

En este país, suele suceder que la evaluación pareciera ser una herramienta que se desperdicia, no se usa, ni mucho menos, con la rigurosidad que requieren los procesos sociales en particular y los procesos  de vida en general.

Análisis débiles, imprecisos e inconsistentes, más bien de “tincadas”, lo que da paso a diagnósticos erróneos,  acompañan a esta falencia de falta de evaluación. Lo que conlleva a programar, a definir estrategias en el aire, poco certeras.

Tanto en la derrota, como en los triunfos políticos es indispensable acompañar los procesos con afinadas evaluaciones, finos diagnósticos y solo ello nos permitirá elegir y programar los pasos a seguir.

Hoy, los líderes de los partidos tradicionales están buscando caminos y alianzas para enfrentar las próximas elecciones, a ciegas, sin saber, con claridad en qué pie se encuentran, ni cuáles son las fuerzas, condiciones y expectativas de quienes se quiere representar o con quienes se espera contar.

Juntémonos para ganar!!! Para qué??? Cómo?? Con qué y con quiénes???? y, sobre todo, para qué????

Ni siquiera se ha realizado una evaluación respecto de lo que ha sido una transición aún pendiente, con una democracia precaria… Logramos lo que la gente quería y lo que le ofrecimos ¿cuándo se llamó a votar por el NO, por ejemplo?, qué ha sido del comportamiento de los partidos y de los gobiernos durante la transición???

Van los partidos a asumir su rol con responsabilidad en este próximo periodo o se improvisará llamando a votar a una ciudadanía que se encuentra absolutamente desprovista de compromiso y conciencia, desorganizada y decepcionada.

Qué van a ofrecer aquellos partidos que no han sido capaces de abrir los ojos y hacer una verdadera autocrítica frente a los ciudadanos demócratas de este país’’ o esperan que en próximas elecciones la gente termine, como en Brasil y E.E.U.U. , votando contra los que los decepcionaron y eligiendo paracitos destructores de la poca democracia que nos va quedando???.

Un solo camino le queda a las Izquierdas, a los progresistas: Recuperar la preeminencia, distinción moral que alguna vez se tuvo. Para ello, un solo camino liar los partidos, expulsar públicamente a todos y cada uno de aquellos, no importando el lugar que ocupen hoy, que se coludieron y se corrompieron ligando platas sucias con la política!!!

Juan Luis Castillo Moraga

Etiquetas