Carta al director

Peajes, economía y muerte

Por: Diario Concepción | 07 de Octubre 2018

Señor Director:

Todo el que se ubique en el Gran Concepción, opina que el camino a Santa Juana es extremadamente peligroso. Es vaporoso ver como por un camino estrecho y lleno de curvas, transitan caravanas de camiones de alto tonelaje, poniendo en peligro curva tras curva, a los que obligadamente tienen que transitar por él.

Algunas autoridades, especialmente de Santa Juana, claman desde hace muchísimo tiempo por mejorar las condiciones de la ruta, ya que año tras año se vuelve más peligrosa, generando artículos de prensa que brotan como maleza cuando hay un accidente, más aún si ha muerto alguien.

Ante esta realidad, resulta inexplicable que no se toque, lo que a mí juicio, es el problema de fondo y que es principalmente de carácter económico.

El Ministerio de Obras Públicas generó una distorsión de precios en los peajes, cuando puso en operación la ruta concesionada a Cabrero, sin ajustar adecuadamente el valor del peaje de la ruta de la madera. Esto incentiva a las empresas de transporte a preferir esta ruta, a pesar de no cumplir con los estándares de seguridad necesarios y poniendo en riesgo a miles de personas todos los días.

Es evidente que la carga hacia el sur de nuestro país, está transitando por esta ruta y no por Cabrero que se construyó para estos fines, construcción que además duró más de tres años y que todos tuvimos que sufrir. Esto podría estar beneficiando al MOP como administrador de esta ruta, por el aumento importante que debe tener la recaudación de la plaza de peaje de la ruta de la madera, desde que se habilitó Cabrero.

Parece evidente que la solución, al menos por ahora, es equiparar los valores de los peajes, para eliminar el incentivo perverso que existe hoy, considerando además que es el propio Ministerio quien administra la Ruta de la Madera, sin concesionaria, lo que facilita la solución.

La próxima vez que se produzca una muerte en esta ruta, ojalá no sea en parte por motivos económicos, ya que nuestras nuevas autoridades tomaron debida cuenta de esta situación.

Julián Elorrieta

Etiquetas