Carta al director

Pocas nueces

Por: Diario Concepción | 03 de Octubre 2018

Señor Director:

He intentado seguir la denuncia y polémica que el seremi de Educación a instalado en Contraloría por algunas obras paralizadas de salas cunas de la Junji en la Región. Independiente que se debe reconocer el derecho de todos a recurrir a la institución fiscalizadora, también es necesario decir que las autoridades cargan con un primer filtro de la responsabilidad y de sus propias obligaciones.

Un análisis de sentido común nos indica que son mayoritariamente las salas cunas que sí se han construido con normalidad y regularidad en el marco del programa ad hoc del gobierno anterior y, que son las menos, aquellas que han paralizado por problemas de las empresas que estaban a cargo.

Cómo el seremi no ha dado información sobre las gestiones previas que el mismo, como primera autoridad del sector educación de la región debió hacer en estos casi 7 meses de gestión, cabe la legítima sospecha que estamos ante una denuncia artificiosa y que busca sólo distraer la atención de una gestión invisible, en tiempos al parecer de cambios en el Gobierno Regional.

Me explico, ¿en 7 meses de gestión el seremi no indagó antes en la Junji los antecedentes específicos?, ¿sabe el seremi que los recursos públicos de estas obras están resguardadas con boletas de garantía?, ¿sabe que siempre existe un porcentaje menor de obras que lamentablemente sufre atrasos producto de las dinámicas propias de las empresas y que eso pasa en obras del MOP, Viviendas, colegios y otras y que en la mayoría de los casos no significa ni irregularidades ni negligencias, ni menos cuestionamiento a los programas respectivos?, ¿nos imaginamos cuestionando y suspendiendo el programa nacional de construcción de puentes por el atraso de alguno de ellos en el país, aún por las peores causas como el Cau Cau?

De verdad insisto, en que prefiero autoridades responsables que asuman primero sus propias obligaciones con prudencia y no abusen de las herramientas de las denuncias estridentes y al parecer con objetivos políticos, que buscan más bien distraer una gestión que ha tenido mucho ruido pero pocas nueces; como es el caso de esta Seremia.

Luis Henríquez Logia

Etiquetas