Carta al director

Monseñor Goic

Por: Diario Concepción | 09 de Junio 2018

Señor Director:

Tal como lo plantean los firmantes de la carta de apoyo publicada por su medio, la labor de monseñor Alejandro Goic durante la dictadura, defendiendo los derechos humanos y apoyando permanentemente a las víctimas, es incuestionable. Sin embargo, no pueden taparse con ese legado sus gravísimos errores en lo relativo al manejo de las denuncias por abuso sexual en la iglesia de Rancagua.

“No avanzar con la agilidad que la gravedad ameritaba”, como plantean sus defensores, es -involuntariamente o de manera deliberada, la justicia deberá comprobarlo- facilitar el ocultamiento de delitos tan horribles como los que hemos ido conociendo durante las últimas semanas.

Los seres humanos estamos construidos en base a matices y contradicciones y monseñor Goic no es la excepción.

Roberto Dreiberg Espinoza

Etiquetas