Carta al director

Arma de doble filo

Por: Diario Concepción | 26 de Noviembre 2017

Señor Director:

Hace unos días se reunieron los acreedores de la deuda pública externa de Venezuela con las autoridades económicas de ese país. La reunión duró 25 minutos, y no se evaluaron propuestas serias de reestructuración de la deuda. El Presidente Maduro insiste en que seguirá negociando. Sin embargo, las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela, del orden de 10 mil millones de dólares, alcanza solamente a cubrir los pagos de intereses de los próximos 12 meses.

La oposición, aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática, ha hecho un llamado a los acreedores a no seguir financiando la deuda venezolana por dos razones: Maduro no va a tener capacidad de pago dado el bajo precio y producción de petróleo, y el próximo gobierno (que ellos asumen que liderarán) podría desconocer compromisos financieros adquiridos por este gobierno, que a su juicio es ilegítimo.

Pero el default es un arma de doble filo, porque en caso de cesar los pagos a los acreedores, se liberarían dólares que podrían ser destinados a la importación de alimentos y medicamentos,. Con la ciudadanía algo más tranquila, Maduro podría mantenerse a flote unos meses más, quizás los suficientes para ganar las elecciones presidenciales del próximo año. En caso de salir electo, ¡podría prolongar su poder por otros seis años! Caer en default pareciera ser pan para hoy, pero hambre para mañana.

Javier Irarrázaval Lazcano
Académico Ingeniería Comercial
Universidad San Sebastián

Etiquetas